Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por falta de tiempo, no corrijo las historias, solo las público. NO ME HAGO CARGO DE LOS HORRORES DE ORTOGRAFÍA... JJ

El bosque de la Truvia - Gabdota - 2

CAPITULO 2.
Las hijas del Rey

En la aldea principal del reino, se encontraba el pueblo del Trastón celebrando los 50 años de su reina, con gran regocijo y alegría, debido a que durante el reinado de su esposo las aldeas continuas a la aldea principal habían crecido tanto económica como políticamente, lo que había promovido un enorme crecimiento industrial y turístico en la zona, los pueblerinos se encontraban muy agradecidos y contentos por ello. Ese día se planeaba realizar el típico festín de la noche de oro, en el cual todos los integrantes de la aldea, los sirvientes del Rey, la corte de caballeros, doncellas, condes, y hasta la mismísima familia real se reunían a ofrecerle tributo a los Dioses del cielo, alimentando con vino la tierra sagrada de las cosechas de uva.

El bosque de la Truvia - Gabdota - 1

El bosque de la Truvia
CAPITULO 1
El primer encuentro.
Un día una chica de una aldea muy lejana y conocida, salió de casa para buscar su propio camino y lugar en la vida, se había criado en un seno familiar muy ausentado, pero eso la había ayudado a ser independiente, no siempre veía a sus padres porque estos se la pasaban todo el día fuera de la aldea ejerciendo sus funciones como médicos de la realeza de ese estado, no vivía mal, pero constantemente pensaba que algo le faltaba a su vida, se la había pasado años con una inquietante curiosidad sobre el mundo y las personas que vivían en él, y por ello tenia docenas de libros y escritos sobre la vida, pero nada de lo que leía o imaginaba lo ponía en práctica, su vida era monótona y aburrida. Un par de días atrás, antes de que sus padres emprendieran un nuevo viaje para curar una sospechosa enfermedad del Rey, la chica le dijo a su madre que quería irse de la casa.

Tempus vitae - Cristalsif - 7


Capítulo 7

Uma y Argo I

No durmió, quién iba a pegar un ojo después de semejante discusión. Las prometidas fueron apartadas una de la otra y no necesariamente por los agüeros propios de una boda, su pelea fue escuchada por los reyes quienes acudían a la reunión de guerra, hubo un gran disgusto entre las dos naciones a causa de ello, Mai calmó los ánimos y persuadió las tempestades verbales lo más diplomáticamente posible, después de todo Shizuru tampoco había sido tan cortés como se esperase de una princesa de Élide, así que en la reunión de guerra de la que lógicamente había salido expulsada la joven Kuga, ellos tomarían la última decisión sobre las nupcias y llegada el alba se conocería su respuesta, así como disponerlo todo para un posible asalto de los Reptilian, dado que la ceremonia en honor de Vitae tendría lugar esa semana y bajo ninguna circunstancia sería pospuesta.

Te juro que no recuerdo nada - Vall Lynch - 9


                    9.                 


         Estábamos en mi habitación como muchas otras veces antes y llegó a mi mente la canción, "Enamorado- Gregory Palencia".
         La miraba y sólo pensaba en besarla, así que en un principio preferí mantener un poco de distancia entre las dos sentándome en una silla de frente a ella que se encontraba sentada en mi cama, tan hermosa como siempre, la había extrañado demasiado. Quería saltar sobre ella y comérmela a besos, abrazarla y confesarle todo lo que provocaba en mí. Me estaba costando horrores pero debía controlarme porque aunque hubiera descubierto lo de hacía dos años atrás, aun me preguntaba por qué ella nunca me lo dijo, ya que era obvio que lo sabía ¿Por qué? Ésa era la cuestión.

Tempus vitae - Cristalsif - 6

Tempus Vitae

Capítulo 6

Prueba II

Nina imaginó inicialmente que se tratara de una corriente común, debido a las nubes en el cielo que amenazaban con la llegada de las lluvias, pero en cuanto detectó el origen elemental de la tremenda fuerza del aire arremolinándose en derredor, sintió como el velo de su rostro fue delicadamente retirado por lo que se antojaba una mano invisible e inmaterial, luego el viento se hizo cortante, sentía que poco a poco rasgaba incluso su ropa y algunos fragmentos se alejaban en la distancia. Mas la joven no se movió ni un centímetro, sabía de quién provenía aquel poder y no la delataría para evitar incordios mayores a su joven Reina.

Te juro que no recuerdo nada - Vall Lynch - 8

8.

No entendía nada en verdad, sólo recordaba que me había descuidado durante el partido provocando que la pelota rematara en mi cabeza. Ahora me encontraba rodeada de mis padres y mi hermana. Se veían contentos de verme despierta, supongo que tuve suerte de que el golpe no fuera grave, también supe que mi equipo ganó el partido y me puse muy feliz.
—Tus compañeras estuvieron aquí pero como no despertabas…—mi hermana me informaba de lo acontecido —Daylis, también vino, salió como loca cuando te trajeron para acá…—se quedó pensando y miró para todos lados como buscando algo— Pero desapareció… Yo quería saludarla, hace mucho que no nos visita.

Tempus vitae - Cristalsif - 5

Tempus Vitae

Capítulo 5

Prueba I

El aliento sabía escaparse de sus labios ante el malestar que escondían sus miradas sobre el enorme espacio, las prolongadas líneas de estanterías con libros de todo tipo y sus botas haciendo eco en el silencio, ante el interminable andar que no cesaban sus pasos ni sus cavilaciones. Siempre que la reina de Tempuria deseaba pensar sobre los asuntos importantes para su nación, se perdía en la amplitud de la biblioteca del castillo flotante, para encontrar sus momentos de soledad y reflexionar de una mejor manera las posibilidades, aunque no siempre fuera de ese modo, otras veces solo buscaba algún momento de paz en la compañía de un buen libro. Natsuki vagaba por el lugar sin decidir qué leería esa noche, pues entre sus planes no estaba acudir al establo de la familia Fujino, donde acordaron dormir, no le apetecía ver a la altiva princesa de Élide, no después de aquellas nefastas verdades. -Una mujer... una mujer ha sabido doblegarme con tanta facilidad, que resulta indignante, pero más que nada... preocupante- Susurraba a la nada, la aparente nada, pues sabía que a su lado yacía en la oscuridad una silenciosa compañía. -La sacerdotisa de la orden Tempus Vitae, acierta en sus aseveraciones y no puedo yo desposarme con semejantes diferencias entre nosotras, Shizuru es peligrosamente manipuladora- Mientras sus dedos rozaban los robustos lomos de los libros, más antiguos que ella misma, tan llenos de las preciadas letras del pasado, de cuentos y aventura, de culturas, de tan inconmensurables contenidos, encontró un título interesante. “La Hypo di Malaikah”

Tempus vitae - Cristalsif - 4

Tempus Vitae

Capítulo 4

Curso Prenupcial

Después del bochorno que le había hecho pasar aquella noche, después de atraparla y limpiarla otra vez, no durmieron en su cama, resultaba que la joven reina nunca había dormido en una cama y la suya le resultaba de lo más incómoda, se ahogaba en ella, daba vueltas y vueltas impidiéndole tomar uno de esos sueños reparadores de belleza, aquello era… ¡Absurdo! ¿El resultado? La pelinegra había optado por su viejo colchón de toda la vida, en otras palabras, su dragón… ¿Cómo había terminado durmiendo en el establo, con una manta y en el colchón de la reina de Tempuria? Era un completo misterio… uno que se reducía a una cara de perrito bajo la lluvia que había hecho Natsuki para convencerla. La mujer a la que nadie podía manipular con palabras, acciones o gestos imaginables, había sucumbido a la ternura que le producía esta nueva cara de su prometida y para qué negarlo, el limpio pelaje y adecuadamente aromatizado a rosas de Durhan, resultó mejor que su alcoba y lecho donde el Dragón no cabía.

Tempus vitae - Cristalsif - 3

Tempus Vitae

Capítulo 3

La verdadera Reina

Era cuestionable su suerte, su destino y sobre todo era intolerable someterse a semejantes humillaciones. -“¿Cómo pudo pasarme esto a mí?”- Suspiró pesadamente antes de tocar la puerta de la habitación de Mai Tokiha, tres toques suficientemente audibles y ella, la princesa Shizuru Fujino de pie aguardando. Su padre le había jugado sucio y lo sabía, meterse con el honor de una persona, además de su lealtad le ponía en seria desventaja.

Danza entre lobos - Cristalsif - 36

Danza Entre Lobos

Capítulo 36

Familia es...  I

Aquella fue una apacible noche, sin importar el lugar, si Shizuru estaba junto a ella, todo se hacía un remanso de paz. Pero le costaba dormir después de haber despertado, abrigó a su esposa con gentileza y tomó asiento en la cama, talvez era la falta de costumbre y la suya más cómoda, o el hecho de estar en ese lugar contra la voluntad de su padre, ocultando la cara una vez más bajo la máscara.

Tempus vitae - Cristalsif - 2

Tempus Vitae

Capítulo 2

Edicto


-¡¿Qué tú hiciste queeeee?!- Por primera vez en una de las habitaciones del gran palacio de Élide se escuchó un estruendo insospechado, tras la poco delicada voz de una doncella. Algunos guardias miraron asustados la puerta de la alcoba real, destinada a la supuesta Tempus, la Reina de Tempuria. Los guardias no tuvieron más opción que callar y continuar su ronda, sin saber los hechos que acontecían dentro de la alcoba, pues solo quienes yacían dentro entendían la gravedad de las circunstancias.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...