Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por favor, enviar historias en word y revisen la continuidad de sus capítulos... o No Publico nada

La Hija Del Diablo - Ve C - 28

Capítulo 28

-      Te dije que soy como tu- respondió el volviendo a la normalidad pero sin desaparecer sus alas.
-      Si eso le mostraste a Luna, no me sorprende que este así- digo tratando de salir de recuperarme de lo que acabo de ver- en realidad es raro que no haya salido corriendo.
-      Solo le hable. En otro momento se lo mostrare a ella.
-      ¿puedo tocarlas?- pregunto
Él solo asiente afirmativamente. Estiro mi mano y toco su ala izquierda con suavidad.
-      Son frías y… miro dudando de continuar- dura.
-      Mis alas son instrumento de lucha, tienen que ser como el acero de una espada y filosas.
-      ¿no usas otro instrumento?-pregunto al sentarme en mi lugar y ver como las alas desaparecen.

La Hija Del Diablo - Ve C - 27

Capítulo 27

A pesar de eso, entiendo cómo me llamo y recuerdo ese nombre de alguna parte, creo que tuve un sueño. Me quedo parada unos momentos sin atreverme a girar. ¿Cómo pude entender ese lenguaje?
Me doy vuelta y me le quedo mirando esperando que me diga algo más. Pero el solo se queda en silencio parado observándome sin apartar sus ojos grises de los míos. Sé que está esperando que asimile todo lo que acaba de decirme, sobre todo por cómo me llamo.

La Hija Del Diablo - Ve C - 26

Capítulo 26

-      ¿escuche bien?- pregunto a Uriel mientras lo sigo hacia el comedor aun con un dolor terrible de cabeza.
-      Si escuchaste bien- responde con una sonrisa cálida.
-      Yo sé que me tienes cariño y consideras un ángel pero no lo soy.
-      Si lo eres. Te contare todo respecto a eso- contesta- y ahora por favor ve a bañarte así vienes a tomar un cabeza para tu reseca. Me sorprende lo de tu borrachera.
-      Tú lo que quieres es tiempo para que puedas inventarte una historia- digo dirigiéndome al baño.

La Hija Del Diablo - Ve C - 25

Capítulo 25

Solo quedo con los ojos abiertos de par en par ante tal confesión. Esta el dicho que los chicos y los borrachos dicen la verdad.
Cuando vuelvo a mirarla, ella ya está durmiendo agarrada de mi mano. Me levanto despacio de su lada, la cubro con una manta y en silencio salgo de su habitación.
Una vez en la mía así como estoy me tiro en la cama sin dejar de repetir en mi mente lo que me acaba de decir.
No sé qué pensar. Además de que me gusta me atrae, la quiero pero no estoy enamorada de ella y lo que menos quiero es que sufra por mi culpa.

La Hija Del Diablo - Ve C - 24

Capítulo 24

Una vez en el auto le pido disculpa por la forma posesiva de que la tome hace unos momentos pero es la única forma de que esos idiotas no se pasen tanto de su vocabulario.
-      Vaya un amaneciste con la disculpa en la punta de la lengua- dice ella riendo mientras mira a través de la ventana.
-      Si pero solo contigo es eso- respondo mirando mi camino- ¿ya pensaste donde iremos esta noche?
-      No todavía no lo pensé. Pero te lo digo ahora más tarde sí.

La Hija Del Diablo - Ve C - 23

Capítulo 23
 -Agos- le hablo intentado que despierte porque se empieza a mover mucho.
Me doy vuelta para quedarme frente a ella y veo su rostro como sus ojos están cerrado muy fuertes al igual que su mandíbula.
Le pellizco en su cuello para que despierte y lo logro.
-      Auch, eso dolió- me dice- ¿Por qué lo hiciste?
-      Estabas teniendo un mal sueño. Decías que no- le respondo.
-      Si ahora lo recuerdo- responde pasando una mano por mi cintura- la misma pesadilla de siempre, no sé porque aún no dejo de soñar con eso.

La Hija Del Diablo - Ve C - 22

Capítulo 22
Sonrió al ver sus ojos interrogándome.
-      Estuviste mucho rato ida- dice comiendo un chicle.
-      Sabes estaba recordando- respondo a su pregunta- la primera vez que te vi de mujer.
-      Jajaja- la escucho reír- casi se te salen los ojos- dice a un riendo- debiste ver tu cara, estaba para una fotografía. Realimente desencajada.
-      Ríete- le respondo haciéndome la ofendida- creí haber entrado a otra dimensión o algo así.
-      Lo sé, si tu cara lo dijo todo ese día.
-      Si, y pensar que los siete años del internado pensé que eras un chico.

La Hija Del Diablo - Ve C - 21

Capítulo 21

Solo puedo quedarme pensando en lo que dijo la mujer pero rápidamente lo saco de mi cabeza.
Vuelvo a colocarme los auriculares y apretó play a la canción que estaba escuchando cuando me intercepto la gitana.
No sé para que la escucho los treinta minutos solo me hacen recordar cosas que no quiero.
Intento volver a mi ritmo pero como me es imposible prefiero ir a mi departamento y darme una ducha y salir rumbo a la universidad. Luego de hacer las cosas en casa y recoger mis apuntes salgo rumbo a la universidad.

La Hija Del Diablo - Ve C - 20

Capítulo 20

Han pasado años, cuatro para ser exacta de aquel incidente en el internado. Por los rumores que se empezó a correr tuve que llegar a un acuerdo con Adela de tener clases virtual y que ella con otros profesores me tomaran los exámenes, así poder terminar la secundaria. Fue difícil.

Sentí una mano tocar mi hombro tensos.
-      Sabes que yo sé perfectamente que nada de eso paso- dijo cariñosamente.
-      Yo también- respondió Uriel.

La Hija Del Diablo - Ve C - 19

Capítulo 19

-      ¿Qué hiciste?- digo intentando reincorporarme de la camilla, al ver como cae de un golpe Adela.
-      Es lo único que se me ocurrió al verte así, para que crea que fue un sueño o algo. Mírate como estas, un poco más y te salen las alas.
-      No sé de qué me estás hablando- respondo aun sabiendo perfectamente de lo que me habla.
-      Sé que sabes de que te hablo Luzbel. Deberíamos cambiar ese nombre aunque descendiendo de Lucí es normal que te lo pusieras pero igual.
-      No te meta con mi apodo, a mí me gusta.

La Hija Del Diablo - Ve C - 18

Capítulo 18

Puedo sentir algunos sollozos que parecen lejanos pero poco a poco voy escuchándolo más claro.
Al empezar a tener conciencia puedo sentir un dolor en el pecho y en la cabeza. Intento abrir los ojos pero me resulta difícil debió a la luz hasta que empiezo acostumbrarme a ella. Por las paredes banca estoy en la enfermería. Tengo sed, así que toco la mano de la persona de que está a mi lado, que no sé quién es.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...