Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por favor, enviar historias en word y revisen la continuidad de sus capítulos... o No Publico nada

Te amo tanto que duele - Kinkaid - 15 y 16

CAP: 15
Cris: Hola, lo primero es calmarnos, no hay sangrado, no hay nada, a ver (Tomaba la presión de Esmeralda) te has alterado?
M: Es culpa mía 
E: Puedes dejar de decir eso (La miraba desesperada)
Cris: Mafe puedes salir, necesito que Esmeralda se tranquilice y tú también debes hacerlo, cuando termine iré contigo
M: Por favor déjame quedarme (suplicaba)

Tequila y Limón - Yada - 7

Capítulo VII
¡Hay Jalisco hasta que te toco perder!

TZURI
                 Vísperas de Enero, he llegado apenas hace unos días, mi viaje se vio interrumpido por una buena noticia, Marce por fin reacciono, tocará que reciba terapia durante un buen tiempo porque todo coma deja secuelas, pero gracias a Dios las de ella con paciencia y rehabilitación podrán revertirse, me he enterado apenas llegar que Ricardo ya no tiene relación con Mariana y que desconoce la nueva dirección de Paola,  se marchó de su casa poco después de llegar de México, al parecer los padres de mi Barbie son bastante especiales, están divorciados y según me dice no sabe que reacción tendrán si me les presento a preguntar por su hija, ya que Paola a su regreso les revelo cosas que antes se tenía reservadas y tuvo problemas serios con ellos. María Inés se fue durante las fiestas a un viaje por China con su familia y de cualquier forma por lo que Juan me dijo, no creo que ella me quisiera dar información ya que dejé de ser santo de su devoción, así que le pedí a mi amigo que por lo menos no le comentara a su novia que vendría a buscar a Paola, me toca iniciar de cero, lo primero es encontrarla cosa no muy sencilla tomando en cuenta que esta ciudad debe albergar varios millones de habitantes, mis padres me han recibido con verdadero entusiasmo, mi padre más por la empresa  -no es falta de amor-, sé que me adora pero así es mi papá, demasiado entregado al trabajo y al negocio, responsable y serio, nada que ver con mi tío Samuel que tiene un carácter mucho más jovial y juguetón; en cuanto a mi madre tenerme en casa le da la oportunidad de sentirme su niña de nuevo y no puedo negar que es delicioso dejarse consentir un poco; pero la desesperación empieza a consumirme al grado de que estoy casi decidida a contratar los servicios de algún profesional para que la localice, la guía telefónica no ha sido muy buena opción; no hay nadie con su nombre en ella y hay un montón de Carbajal Cazares, que es su segundo apellido según me acabo de enterar, estoy nerviosa y asustada de las condiciones en que la encuentre ¿y si ya está con alguien? ¿Si de plano me olvido por completo? pero ni así me rendiré, la peleare hasta lo último.

Chica Amante - Kinkaid - 18 Fin

Eran casi las dos y media. Peter, ¡tengo que irme! ¿Esto va a estar terminado o no? grité a través de la otra habitación. Sí, jefa. Vete. Va a estar hecho, no te preocupes. Llámame cuando salgas y le daré los últimos retoques, ¿vale? ¡Y buena suerte! gritó de vuelta. De acuerdo. Adiós, y gracias por hacer esto dije mientras corría fuera del edificio y me metía en el coche.
Oh, mierda, ¡por favor no me dejes llegar tarde! Me apresuré a la Universidad, presa del pánico, y corrí tan rápido como pude alrededor de la parte trasera hasta el campo. Faltaban diez para las tres ahora y estaba previsto que comenzara en diez minutos. Me deslicé entre la gente, buscándolos. Vi a Matías de inmediato, estaba de pie en su silla, explorando la multitud. Señaló como un idiota cuando me vio y no pude evitar sonreír. 

Te amo tanto que duele - Kinkaid - 14

Mafe abría los ojos y sentía que su cabeza se partiría en dos, haciendo grandes esfuerzos tomaba su móvil personal y hacia una llamada, después de 15 minutos de conversación colgaba y por seguridad eliminaba la llamada, aun cansada se arrastraba hasta el baño donde se duchaba con agua fría cosa que le ayudo bastante con su dolor de cabeza, tomando su reloj y sus llaves salía y al llegar a la cocina encontraba a Esmeralda preparando el desayuno junto a Pao 
M: Buenos días (Esmeralda la miraba de reojo)

Chica Amante - Kinkaid - 17

¿Qué? ¿Dónde? ¿Dónde está? pregunté con desesperación. No la vi salir lastimada, él la abofeteó y se cayó y todo lo que pude ver fue a él. ¡Mierda! Me soltó y me volví para buscarla, y haciendo de costado, hecha un ovillo, con los ojos cerrados, la mandíbula apretada, todo su rostro era la viva imagen del dolor. Me sentí enferma mientras corrí a su lado, inclinándome sobre ella con rapidez. ¿Ángel? susurré, agachándome y acariciando su mejilla de color rojo donde ella había abofeteado. Gimió y trató de moverse, haciendo un estrangulado jadeo. Me duele, Lena. Por favor, me duele mucho exclamó, mirándome desesperadamente. Parecía aterrorizada, se veía tan asustada que sentí como si mi corazón dejara de latir al verla. ¿Qué te duele, Ángel? pregunté, tratando de aliviarla mientras me inclinaba y besaba su mejilla dolorida. Necesitaba conseguir un poco de hielo o algo así, entonces estaría bien, tendría un moretón por una semana aproximadamente, pero estaría bien. Mi nariz y la cabeza dijo con voz ronca, sollozando, volviendo el rostro hacia el suelo ensangrentado, llorando histéricamente. ¿Su cabeza duele? Miré hacia   su herida, la estaba acunando protectoramente. Podía ver la sangre filtrándose a lo largo de pelo. Mi corazón se detuvo, no podía respirar. Todo lo que podía ver era la sangre, lo único que podía oír era su llanto y quejidos.

Te amo tanto que duele - Kinkaid - 13

Todos en el club se acercaron para felicitarla por el torneo y por la llegada de sus hijos, Esmeralda tuvo que acostumbrarse a los comentarios de todos los que se acercaban, cuando iban para el gimnasio se encontraron con los padres de Ricardo quienes la evitaron descaradamente
Rusty: Hola Esmeralda  me dijo un pajarito que no te gusta mucho eso de hacer ejercicio 
E: Para nada

Tequila y Limón - Yada - 6

Capítulo VI
“También de dolor se canta cuando llorar no se puede”

TZURI
              Masajeo sus senos con ambas manos sobándolos con fuerza, con rudeza, le muerdo el cuello, mis manos bajan hasta sus nalgas, las aprieto, levanto su falda y meto mi mano dentro de su tanga pellizcándola, ella gime, lo hago casi mecánicamente, la toco con lujuria, mis caricias son vulgares, burdas, pero al cuerpo que las recibe le agradan, sus gemidos son mucho más continuos y fuertes,  imágenes de Paola vienen a mí, sus ojos, su sonrisa, su piel rosada, sus labios pequeños, flashazos de los momentos vividos en los últimos días inundan mi mente, su risa, su voz diciendo te amo, sus lágrimas en nuestra despedida hace casi nada, de pronto me siento asqueada de lo que estoy haciendo y suelto el cuerpo gimiente que tengo en mis brazos, me rehago y la miro, ella está sorprendida, desconcertada, se ve molesta, trato de recomponerme y de pie frente a ella,  llevándome una mano a la cabeza le digo que lo lamento pero que no puedo estar con ella, me revira diciendo que si estoy bromeando, le respondo que no, me insiste en que le diga si no puedo o no quiero y con firmeza le digo que no quiero, le pido que se marche,  ella me dice no sé qué tantas cosas en su idioma,  pero no sonaron precisamente a ”no importa te entiendo, no hay problema” y sale hecha un demonio de mi habitación, me fui tras ella temiendo que me hiciera una diablura en el departamento por que iba furiosa, cuando llegamos a la sala la veo salir disparada después de tomar su abrigo y cartera por la puerta que se encontraba abierta, me pareció extraño que estuviera así, recordé que esta chava la cerro en cuanto entró, sacudí la cabeza; en estos momentos la puerta era una nimiedad, lo que quería y necesitaba es llorar, volver a llorar, grite de desesperación, me recargue sobre el enorme ventanal de la sala sintiendo el golpeteo de las gotas de lluvia en el cristal sobre mi espalda, todo mi ser pedía a gritos la presencia de Paola, pero mi mente se le contraponía,  no me siento capaz de ser de una sola mujer, no sé si podre, me gusta mucho la vida que he llevado y no creo que quiera renunciar a ella; me gustan demasiado las mujeres y tengo conciencia de la atracción que ejerzo sobre ellas, no creo poder resistirme a esa tentación y sé que Paola no lo toleraría, sé que con ella solo hay una manera y a la primera que le hiciera me mandaría a volar y lo más importante, sé que la lastimaría y no quiero hacerlo, me importa, me importa mucho; lloro, lloro sin parar, quiero a esa mujer, ya no puedo negarlo, pero tampoco puedo negar quién soy, lo que soy…

Chica Amante - Kinkaid - 16

Aleja.-Las cosas habían sido muy tensas durante la última semana entre Jimmy y yo. Sabía que él sabía sobre lo que mi padre nos había hecho, bueno, una parte de cualquier modo. Javier me aseguró que no le dijo demasiado acerca de mí porque sabía que no querría a gente sabiendo acerca de eso. Le había dicho a Jimmy que no quería hablar acerca de nada de eso, lo que él respeto. Parecía pasar el rato con Javier y Lena más de lo que lo hacía conmigo y Karla en el momento. Siempre estaban fuera hablando en silenciosos susurros, y pararían en cualquier momento en que yo estuviera cerca. Me pregunté si estarían hablando de mí, pero para ser honesta realmente no quería saber. No quería volver a hablar acerca del hombre nunca más, así que si eran felices de hablar sobre mí y dejarme fuera de ello, entonces bien. 

Te amo tanto que duele - Kinkaid - 12

Mafe después de volver al entrenamiento con Tania fue hasta las e gimnasio para hablar con Rusty sobre las clases prenatales de Esmeralda, ambos acordaron de que iría al departamento para hacerle una evaluación; llegaba al departamento exhausta 
E: Hola (Estaba saliendo del despacho) pensé que te habías perdido 
M: (Se acercaba y besaba su mejilla) Me entretuve hablando con Rusty (Esmeralda la miraba intrigada) es el instructor para tus clases prenatales 
E: Te dije que me acercaría 

Chica Amante - KinKaid - 15

Nuestra relación con Jimmy había cambiado también. De hecho, era un amigo muy cercano ahora; era un buen chico y parecía aumentar su confianza cada día. Creo que tal vez tenía algo que ver con la influencia de Karla. Habían estado saliendo un par de veces, y Karla me dijo que él la había besado la anterior noche, con lo que estaba encantada. Realmente le gustaba, y creo que a él también le gustaba ella, lo cual era muy dulce. Jimmy había estado yendo a ver los partidos de hockey de los viernes con nosotros por las últimas dos semanas, incluso había venido a nuestra “fiesta después del partido” por un par de horas también. Nunca hablamos de mi padre, nunca me preguntó algo acerca de él y no saqué el tema. De vez en cuando, lo mencionaba de paso, cosas que tenían que ver con su vida o casa, y cada vez me hacía sentir enferma y un poco nerviosa. Hoy era domingo, iba con Jimmy, a verlo en una competencia de skate. Cuando paró con su auto enfrente de mi casa, justo después del almuerzo, le di un beso de despedida a Lena y reí ante sus pucheros. Deja de hacer pucheros Lena. Estaré devuelta en un par de horas dije, riendo. Suspiró dramáticamente. 

La Hija Del Diablo - Ve C - 65

Capítulo 65 2ª parte

Me quedo sin habla cuando escucho lo que acaba de decir.  Puedo ver en como mis amigas como en cámara lenta se giran para mirarla y yo solo agacho la mirada.
Recuerdo cuando ella me fue a buscar al departamento, no la vi pero su voz suena en mi mente “Díganle que tarde o temprano se va a enterar lo que realmente paso y se va a lamentar no haberme escuchado. Ustedes también.
Tenía razón al decir que nos arrepentiríamos por no haberla escuchado.  Una lágrima cae por mi mejilla al darme cuenta lo idiota que fui.
-      ¿Cómo?- necesito saber más de como pasaron las cosas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...