Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por falta de tiempo, no corrijo las historias, solo las público. NO ME HAGO CARGO DE LOS HORRORES DE ORTOGRAFÍA... JJ

Jugadas del destino - 12 - Apo


CAPÍTULO DOCE

Con ansias llegamos al hotel donde nos vamos a hospedar y lo que deseo es dejar las cosas en la habitación e ir corriendo a la playa. El Portofino es uno de los diez mejores hoteles de la Isla de Margarita; a penas el auto nos dejó en la entrada mi boca se desencajó por lo que veía. Sencillamente la palabra lujo se quedaba corta. Este fue el obsequio de mi padre, la estadía será de una semana completa; por supuesto que en el trabajo nos dieron nuestro permiso, así que estamos libres de responsabilidades.
Apenas ayer fue la boda y me cuesta creerlo; se me dificulta tanto decirle esposo a kike, aunque él a cada rato me recuerda que llevo su apellido. Caminamos con los bolsos de manos hasta llegar a la recepción para hacer nuestro registro



-Bienvenidos al Hotel Portofino…- la recepcionista, una mujer de unos 30 años o quizás menos, su cabello rojizo atado perfectamente, maquillada con tal sutileza que a cualquiera dejaría impresionado, nos recibe con una sonrisa de revista repitiendo el mismo diálogo que debe decir a cada huésped del hotel que se va a registrar por primera vez- Veo que tienen una reservación especial- hace una modificaciones en su computador cuando Enrique le entrega un papel impreso y luego se dirige nuevamente a nosotros- bueno Sr y Sra García su habitación es la 614. Al subir las escaleras, a mano derecha, la van a encontrar- llaves en mano, nos despedimos.
-¡Muchísimas gracias!- le respondo
-A la orden, que pasen una excelente estadía.
Dentro de la habitación agradezco que tiene una temperatura de ensueño, ya que el calor afuera seguramente en unas horas nos iba a derretir.
-¿Lista para una semana inolvidable?- me pregunta mi recién esposo.
Me río diciéndole- ¡por supuesto! porque lo primero que haremos será cambiarnos e irnos de inmediato a la playa.
Al llegar al destino deseado me es imposible no cerrar los ojos e inspirar el aire que inmediatamente llega a mis pulmones. Mis ojos se quedan fijos mirando la playa que apenas me ve, me llama con desesperación para que la disfrute. Buscamos un lugar para dejar las cosas y así poder caminar hasta la orilla.
-Gene, las cosas no se pueden quedar aquí solas, mejor ve tu primero y después yo te alcanzo- me da un beso como cierre del trato y yo me volteo.
-¡BUENO… PERO ES UNA PROMESA!- le grito cuando ya me había alejado.
El agua está deliciosa y sin pensarlo me sumerjo en ella. Saludo a Enrique desde la parte honda y como pez en al agua, nado sin parar. Mirando el horizonte mi mente se activa y lo primero que pienso es que ya estoy casada. Tan rápido transcurrieron cinco meses desde la noticia. No es que ya me estoy arrepintiendo, solo que ahora cambian las cosas… o ¿no?. Mi madre ya me había dicho que como mujer casada, debo atenderlo, solo que esa idea aun no la proceso muy bien que se diga. Ella sabe que ese rol de “ama de casa” no me queda; yo no veo el matrimonio de esa manera. Sin embargo no me puedo adelantar… apenas llevamos un día de casados.

                                                  ---------
Un mes después

-¿Enrique y ahora que se supone que haga? sabes muy bien que en vacaciones siempre trabajo, detesto quedarme en casa sin hacer nada- lo que me faltaba, mi rabia sobrepasa los límites.
-Mi vida pero cálmate…
-Enrique no me digas que me calme por el amor de Dios, sabes que detesto que me digas eso.- se tragó lo que seguía de su discurso porque lo interrumpí sin pensarlo.
-Para la proxima, se mas educada Génesis, sabes que no tolero eso- del bolsillo saca una caja de cigarros, prende uno y se va para la sala- veré qué puedo hacer, si hay algún niño que pueda suplir el que se fue, pero no te garantizo nada, sabes que la mayoría estará en el plan vacacional de la Institución…
-Y no hay vacantes para trabajar allí… ya me lo has dicho como diez veces.
-¿Y me vuelves a interrumpir Génesis?- esta vez su mandíbula se tensó más de lo normal
-Ok, ok, disculpa- lo dejo solo y me voy a mi cuarto…. bueno, nuestra habitación.
Cada uno está en sus cosas; él está viendo un partido de béisbol mientras yo reviso unos correos.
¡RING!
Pensando que era mi celular, lo reviso, pero el sonido provenía del pantalón de Kike.

-Daya, epale ¿cómo estás?.... Bien vale, en casa ahorita con Gene ¿y tú? ¿Guillermo cómo está?.... jajaja si vale, yo tengo ese cancionero en mi correo… ¡¿QUÉ?! ¿EN SERIO? (le hago señas a Kike para saber qué sucede)... no me digas Dayana y ¿ya avisaste en ...? … aja (una mano es lo que necesito para saber que me tengo que esperar)... bueno Dayana pero yo te tengo la solución… jajajaja Génesis, quien mas… ya mismo te envio eso, ella feliz de la vida, así que ni te preocupes (empiezo a inquietarme para saber que es de lo que hablan)...listo, te envio un mensaje de texto para que revises… Dale pues, chao.
Más impaciente que nunca le pido a Enrique que me explique la llamada.
-¿Entonces? ¿Me vas a decir o no?- me siento enfrente de él.
-Primero me das un beso por lo que acabo de hacer- ambos nos reímos y me acerco para complacerlo- Uno de los guías del plan, a última hora, es decir hoy, le aviso a Dayana que no podía estar y a solo un día de empezar, ella está desesperada porque no sabía qué hacer, hasta que le di la solución- estaba que brincaba en la cama cual niña pequeña que le acababan de dar un obsequio- aprendete la canciones, enviale a Dayana el currículo tuyo, porque esposa mia, mañana estaras en el plan.
Bastó esa última frase para que gritara como loca por toda la casa. Iba a estar en el plan vacacional que he querido por casi un año, parece un sueño hecho realidad.
-Gracias, gracias gracias- abrazando a Kike le digo- de verdad cielo, mil gracias
-jajajaja de nada mi amor, ahora arregla todo porque mañana es ¡dia de piscina!

                                                 ----------
Han transcurrido, creo que… ( observo la hora en mi reloj)... si, cuatro horas desde que Enrique recibió la llamada de Dayana sobre el inconveniente del plan vacacional y a éstas horas (10:30) no he podido quedarme dormida; Kike hace un rato se acostó y aunque yo esté a su lado, mis ojos siguen trabajando. En lo único que mi mente piensa es en el dia de mañana, realmente deseo que me vaya super bien y por supuesto que mi trabajo les guste. Igualmente trato de adivinar quienes serán los especialistas con los voy a compartir dos semanas; bueno, será mejor que haga lo posible por dormirme porque si no, mañana no trabajaré con mi 100%.
                                                 ---------

¡Génesis si no salimos ahora ahora, no llegaremos! ¡apúrate!- escucho la voz gutural de Kike. Sinceramente lo estoy ignorando porque hay algo que se me olvida ¿pero qué?. La espera ya no la puedo alargar más, el reloj me recuerda que el tráfico se coloca sumamente lento y pesado después de cierta hora.
-Ya voy, ya voy, solo regalame 1 minuto más y listo. Mis ojos realizan un último recorrido por el cuarto y no ubico qué me falta; agarro mi bolso, apago la luz y salgo de la casa junto a él rumbo a la parada de autobuses. Una vez ambos sentados, siento mis párpados cerrase y me recuesto de su hombro. El tiempo cuando uno duerme, o por lo menos particularmente a mí, se me pasa veloz.
Me levanto lentamente, observo por la ventana y estamos a solo minutos de llegar al destino.
-mi amor, que dormilona eres- me dice Kike al oído.
-jajaj ¿yo? siempre- miro para todos lados y me falta mi bolso- oye kike, ¿y mi bolso?
-aquí lo tengo gene- lo agarro y busco dentro mi celular. -toalla de baño, ropa interior, protector solar y…- un desespero me recorre el cuerpo.
-¿qué pasó gene?- sigo buscando el ingrediente principal del día de hoy- hey… ¡hey! ¿qué sucede génesis?
-Enrique- ahora ya sé que se me olvido- ¡kike deje el traje de baño! ahora no podré estar con los chicos en la piscina.
-tranquila, tranquila, alguna solución vamos  encontrar.
Enojada, nos bajamos de un autobús para montarnos en otro en cual nos lleva hacia la Institución. Volteo a mi alrededor para tratar de descubrir con quién trabajaré.  -Por la hora, los niños que veo, deben de asistir al plan vacacional. Esa chica ¿irá a la institución?…(se baja en una de las paradas) no… los de la esquina… ah, también se bajaron. Solo quedan tres mujeres, dos de ellas con niños y nosotros dos, supongo que alguna, por no decir ambas, trabajan en el plan vacacional.
A llegar a la institución, desayunamos y nos dispusimos a distribuir la camisa que nos distingue como guías. El área de Relaciones Institucionales, que se encarga de la logística del plan vacacional, siempre tiene como objetivo que sus guías trabajen en el campo de educación especial, psicólogos, psicopedagogos, terapeutas ocupacionales, entre otros. La idea central es que puedan manejar a la población de niños, ya  que cada uno tiene un diagnóstico diferente, la mayoría, conductuales
-Génesis, las chicas que están en el salón contiguo, necesitan las camisas, llevaselas por favor.
-Si, ya se las entrego- Enrique aquí en la institución no cumple el rol de esposo, sino de guía y a la vez coordinador del plan.
-... y bueno, yo he estado trabajando acá pero como ayudante, por así decirlo.- la chica que habla, de cabello largo y oscuro como la noche, debe tener unos 15 o 16 años. Su piel, no estoy segura si es pálida o blanca como la leche, pero es bastante linda; la otra chica, más alta que yo, su cabello está amarrado con un moño… pero no logro detallarla mucho ya que está de espalda- ¡Hola! mi nombre es Claudia y ¿tú?
-Hola- le extiendo la mano- me llamo génesis- le sonrío- Vengo a entregar estas… (les muestro las camisas) pero… ¿alguna es de tu talla?.
-Bueno en realidad son dos, ella también necesita una- me señala a la chica e inmediatamente, la chica se voltea y me mira.- ¿tú también vas a trabajar acá, en el plan vacacional?
-Si- le contesto un poco tímida- tarde, pero si.
-¡Que bien! otra mujer con nosotras.- veo a la chica caminar y dirigirse hacia mi
-Hola (sonriendome) me llamo Klaret… ¿y tú nombre es... - Claudia se adelanta, siendo astuta y responde por mi.
-Ella es Génesis, también estará con nosotras.
-Qué bien… ¿y trabajas acá? o bueno, ¿qué estudias?- klaret… no se que me sucede, pero estoy más nerviosa que cuando llegamos.
-Especialista en dificultades de aprendizaje y…- kike entró y nos interrumpe la conversación.
-Bueno chicas- saluda a Claudia y a Klaret; ya se conocen- Bienvenidas al plan.
Gracias- ambas contestan.

Existe algo en ella que no me permite dejar de mirarla, su actitud es… de chica ruda pero no al extremo, al hablar, lo hace con tal seguridad que impresiona. El manejo de grupo que tiene, es excelente; firme pero a la vez canta y anima a su grupo como nadie más en la sala. De vez en cuando puedo sentir su mirada sobre mí, pero no estoy por completo segura.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Apo - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

2 comentarios:

  1. apooo la historiaaa?? 😢... saludos desde buenos aires argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aun sigo esperando que subas tus capitulos 😔... ojala te acuerdes de mi

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...