Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por falta de tiempo, no corrijo las historias, solo las público. NO ME HAGO CARGO DE LOS HORRORES DE ORTOGRAFÍA... JJ

La Hija Del Diablo - Ve C - 14

Capítulo 14

-      Hola- respondo sonriendo al soltarme y darme cuenta de quién se trata- ¿Qué haces tan temprano despierta?
-      Lo mismo te pregunto a ti. Voy a buscar mi desayuno. Además que en el dormitorio de a lado estaban haciendo ruido.
-      Yo también voy por lo mismo – contesto mirando de que nadie se acerque por allí y nos vea- ¿Cómo amaneciste?
-      Bien y ¿tu? Aunque creo que tu cara ya me lo dice todo.
-      La verdad me desperté temprano por un mal sueño, pero enseguida volveré a dormir.

-      Si descansa, tienes todo el día para dormir- dice sonriendo- se puede saber ¿de dónde venias temprano hoy?
                                          ****
Veo el rostro que pone ante mi pregunta y tengo que hacer un esfuerzo enorme por no reírme.
-      Es que fui a verla a mi amante y venia de allí- responde- y ¿tu cómo me viste? ¿me estabas espiando de tu ventana?
-      Con que amante he- contesto levantando una ceja y el asiente- no, es que justo salí a golpear la puerta de a lado diciéndoles que se calmen y vi que ibas para tu sector. Seguramente era tu amante que te estaba mirando desde su ventana.
-      Seguramente si era ella- dice sonriendo- esperando que llegue bien.
Solo puedo sonreír por nuestras ocurrencias. No pensé que llegáramos hablar así. Pero sé que si alguien nos ve, ya sea de su sector o el mío, no les agradara nada, solo sé que no puedo mantenerme apartada de él.
-      Debe ser afortunada esa amante tuya- digo tomándole del cuello de su jersey y acercándolo a mí- que puede estar contigo sin problemas.
Su mirada sube de mi cuello a mi boca y se detienen a mis ojos.
Lo acerco más hasta sentir su respiración y le beso, siendo correspondida.
Nuestros besos son tiernos que poco a poco van subiendo de intensidad. En este momento no me importaría que nos vieran o se forme la tercera guerra mundial. Esto solo me demuestra que tengo oportunidades con él y voy aprovecharlo.
Su lengua juega con la mía, mientras sus manos se aferran a mi cadera y arrincona contra la pared.
-      De…debemos parar- digo al despegarme de sus labios para respirar después de semejante beso.
-      Tienes razón- responde acomodándome un mechón de cabello detrás de la oreja- alguien podría vernos.
-      Sí. ahora te toca a ti irte primero- contesto sonriendo.
Solo puedo ver cómo me mira con esos ojos azules espectaculares, me quedo perdida en ellos. Se acerca y me besa dulce y delicadamente. Al separarse, sigo prendada en su mirada.
-      Me voy- dice mientras acaricia mi rostro sacándome del trance- nos estamos viendo- y sale del pasillo.
                                                ****
Camino hacia el comedor con una sonrisa. Dice un dicho “al que madruga Dios lo ayuda” si cada vez que me levante temprano de ahora en más la pelirroja me va a besar de esa manera, madrugo todos los días de ahora en más.
La chica del comedor me sirve mi bandeja con el desayuno y voy a mi cuarto.
Comiendo las facturas y escuchando música de mi móvil, empiezo a pensar en todo lo que ha pasado últimamente aquí y sobre todo con Arikel.
Sé que me gusta mucho, como no me ha gustado ninguna chica hasta ahora y eso que he conocido y estados con varias realmente hermosas, pero ella… ella es diferente.
Es difícil explicarlo, tiene una mirada u una sonrisa que hipnotiza a cualquiera, incluida yo. Con ella estoy dispuesta a algo serio, no sé si se dé, pero es lo que en este momento siento. Enamorada no creo estarlo, no conozco los síntomas, pero tal vez estar enamorada sea lo que me pasa ahora con ella o quizás no, y sea algo más profundo, que perderme en su mirada o sonrisa, o el simple hecho de querer estar con ella todo el rato.
Le dije que puedo ser una nefilim eso creo que ha sido un poco arriesgado porque ni siquiera estoy segura de que sea cierto lo que me dijo mi padre, tal vez se tomó algo que le hizo decir eso, parecía muy sobrio, pero si tiene experiencia tomando no se le notaria pero no porque tampoco recuerdo haberle sentido olor alcohol.
Bueno eso de si soy hija de… no me preocupa tanto, si no el hecho de que ella cree que soy un chico, ¿Qué pasara cuando se entere la verdad? No creo que ahora se entere, pero si realmente se da para tener algo serio con ella al salir de aquí, porque aquí es obvio que no podremos tener nada, tendré que decirle la verdad.
                                      ****
Me encantaría ser como ella. Como mi hermana. Tiene todo. Nuestro padre la ama más allá que a mí, siempre lo ha dejado claro. No sé si será por el hecho de que no fui planeado y solo soy el resultado de una noche que ni él ni mi madre se cuidaron. Gabriela mi madrastra es la adoración de mi padre. Y qué decir de Agostina, ella es la adoración de ambos. Gabriela, nunca me hizo sentir que no partencia a nuestra casa, cuando vivíamos allí, al igual que mi hermana, pero mi padre sí. Cada comentario como tu hermana es mejor, todo lo mío se hará carga ella, deberías aprender de tu hermana y muchas cosas así. Nunca he podido complacerlo en nada y dudo que lo haga.
Sinceramente no sé qué le ven las mujeres, bueno no voy a negarlo que es hermosa tiene los ojos azules como los de padre, rubia, he de admitir que por ser rubia no es hueca. Nunca presta atención en clase pero sabe muchas cosas. Aquí en el internado todas andan locas por ella. Es que no se dan cuenta que es ¡mujer! ¡Por Dios!
Y a las mujeres que le ha hecho caso, que no han sido de aquí, no las ha tomado en serio y no creo que alguna vez lo haga.
A veces la rabia de que ella lo tenga todo, crece dentro de mí, que me dan ganas de delatarla aquí en el internado, pero sé que no puedo mi padre me mata y ella no se lo merece.
                                       ****
Falta poco para terminar las clases. Este año se ha paso rápido. Arikel y yo seguimos viéndonos a escondida, no hemos dejado de besarnos desde aquella vez en el pasillo cuando iba por mi desayuno, tampoco le hemos puesto nombre a lo que tenemos, prefiero salir de acá y aclarar algunas cosas por ejemplo el hecho de que soy mujer y no hombre.
El libro que veníamos leyendo lo termino y no tenía muchas cosas importantes, solo habla de los nefilim descendiente de los tres primeros al mando de los angeles caidos y también los descendientes de los otros doscientos.

Voy entrando al comedor y tengo que contenerme por no mirar a donde esta Arikel y quedarme embobada en ella o que se me escape alguna sonrisa. Cada vez que la veo en la biblioteca con solo verla entrando, se me forma una sonrisa boba en el rostro.
Después de buscar mi desayuno me acomodo en mi mesa a lado de Damián.
-      Luz ¿te acuerdas del favor que iba a pedirte aquella vez que terminamos peleando con Víctor y sus amigos?
-      Si me acuerdo ¿me lo vas a pedir ahora?- preguntando mientras llevo la taza a mis labios.
Lo miro fijamente. Últimamente estamos más distantes que de costumbre.
-      Si quiero, tal vez tú puedas hacer algo.
-      Dime ¿Qué pasa Damián? No creo que sea nada de otro mundo.
-      Tú tienes muchos levantes con las chicas y puedes acercarte a ellas y no dirán nada.
-      ¿quieres que me acerque alguna?
-      Si quiero que me hagas ese favor y le hables de mí y si es posible que le lleves una carta mía. Creo tener posibilidades de conquistarle.
-      ¿estás enamorado?- pregunto sorprendida.
-      No sé si enamorado, pero me gusta mucho, no puedo sacarle la vista.
¿En qué momento paso eso? ¿Cómo no me di cuenta lo que le pasa a mi hermano? se supone que debería estar enterada de sus cosas, aunque ahora es normal estamos distanciados. No pensé que eso fuera posible.
-      ¿Quién es la afortunada?
Me mira nervioso.
-      Es del sector de los privilegiados.
-      ¿y?
-      Es que no podemos relacionarnos con ellos, además de que pensé que te molestaría.
-      ¿molestarme porque?
-      Y por lo que te dije no nos relacionamos con los de ese sector. Ellos te odian y tú a ellos.
-      No me molestaría por algo tan insignificante como eso. vas a decirme ¿Quién es?
Sus ojos se encuentran con los míos.

-      Es la pelirroja. Arikel.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Ve C - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

1 comentario:

  1. hayy nooooo.. porqueee..... no es justoooooo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...