Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por favor, enviar historias en word y revisen la continuidad de sus capítulos... o No Publico nada

Mi vida antes y después de ti - Rozz (Parte 4)


“no tuve de otra, tu no ponías de tu parte y llevas meses igual, para nadie es ningún secreto que no te apareces por la escuela, cuando vas ni siquiera haces anotaciones en tus cuadernos, tus amigas ya no te hablan, y por si fuera poco cada que te dejas ver estas llena de moretones y cada día mas flaca, sin mencionar las ojeras y que si se te acercan lo suficiente de tus poros brota el olor a alcohol”,  todo lo que
decía tenia sentido y era cierto, no estaba bien pesar 55 kilos si media 1.80cm, una de las tantas cosas aprendidas en el hospital, pero igual eso no le daba derecho a ponerme en esa situación, no le dije nada en el resto del camino y llegamos, me ayudo a bajar y entramos juntas, ella cargaba mi mochila y me acompaño a la entrada de mi salón, me dio mis cosas y me dijo “tienes que estar en el auditorio a la 1:30 para que les des una demostración y decidan si te quedas”, no le dije nada y me metí al salón, pase toda la mañana pensando como era que me había dejado meter en eso, era cierto que tocaba el piano desde pequeña pero hacia meses que no tocaba nada, de hecho no había ni entrado a la habitación en la que estaba el piano en casa, no quería estar ahí, no tenia sentido, no me interesaba conocer a gente que no tenia nada que hacer con su tiempo libre y se inscribían a esos patéticos talleres, de seguro eran puros nerds, sin ningún chiste, algo tenia que hacer para no ir, el tiempo paso y estaba dispuesta a poner atención en las clases, aunque la verdad era que no entendía nada de lo que hablaban los profesores, termine dándome por vencida pero hice una que otra anotación para que Cinthia no se sintiera mal, al terminar las clases, me dirigí al carro, eran alrededor de las 12:00 y todavía tenia tiempo para pensar en cualquier cosa para no ir a la dichosa audición, estaba pensando cuando sonó mi radio, era obvio quien era porque nadie mas me llamaba ahí así que conteste “estoy en el estacionamiento, aun no huyo”, ­escuche las risas de Cinthia y me dijo “ya sé que no has huido, desde mi oficina se ve el estacionamiento así que te tengo vigilada, pero no llamaba para eso, solo te iba a decir que si querías ir a comer algo en lo que te dan la 1:30”,  me lo pensé un rato y termine por aceptar, al final no me iba a poder zafar del compromiso se lo había prometido, fuimos a comer a un pequeño restaurante que había cerca de la uni, siempre lograba hacerme reír, aunque la mayoría del tiempo que estaba con ella me deprimía mas de lo normal, aunque era la única que lograba hacerme sentir bien, eso era muy muy confuso, pero en ese momento decidí dejar de luchar contra todo lo que me hacia sentir estar con ella, al final de cuentas ella no tenia la culpa de todo lo que había pasado y mucho menos de todos los recuerdos que teníamos juntas, me pregunto por mi día y le dije “pues no entendí ni la mitad de lo que hablaban pero igual hice anotaciones de lo que me pareció lo mas importante, tal vez en la tarde me puedas explicar algo”, sonrió y pidió la cuenta después de checar en su reloj que ya era la 1:15, pago y nos fuimos a la escuela, entramos y mientras nos dirigíamos al auditorio me dijo “tu tranquila que lo vas a hacer muy bien, siempre lo haz hecho perfecto, que no te importen los demás, por favor échale ganitas, es la ultima oportunidad que tienes, no me defraudes”, en eso entramos al lugar y había mas de 20 personas ahí, entre las cuales pude reconocer a Yolanda la cuñada de Cinthia y directora de la universidad, nos acercamos a ella que estaba con otros 3 profesores, Cinthia me presento con los profesores que no perdieron oportunidad en mirarme de arriba a bajo, a excepción de la profesora de canto que ni siquiera me miro pero camino hacia una enorme piano de cola que estaba al final del escenario y me dijo “vas a venir o tengo que ir por ti”, voltee a ver a Cinthia y me sonrió en señal de que todo estaría bien, me senté en el banquillo del piano y me dijo “toca esto” y coloco unas partituras en el piano, yo de momento no reconocí la canción pero casi inmediatamente me di cuenta de que me había puesto tocar, como no reconocer la canción que toque en mi primer recital en frente de publico, y la única canción que no me cansaba de tocar porque siempre se lo dedicaba a la persona que mas amaba en el mundo que por obra del destino también se llamaba Elisa, respire profundo y trague saliva esperando que sirviera para deshacer el nudo que se había instalado en mi garganta, me coloque en posición y empecé a tocar “para Elisa” de Beethoven, después de aproximadamente unos 3 minutos que duro la interpretación sentí mis manos y mis dedos temblar, durante todo el tiempo que toque recuerdos de mi madre llegaban a mi mente haciendo cada vez mas difícil que me concentrara, llego el momento en que había dejado de ver las partituras y cerré mi ojos para tratar de tranquilizarme, claro sin dejar de tocar, cuando ya estando mas calmada voltee a ver la impresión de los profesores y de Yolanda, me levante del banquillo y antes de que empezara a caminar Cinthia se acercó a mi y me abrazo, no quería ser grosera pero no era el mejor momento para eso y es que no tenia intención de que me vieran llorar así que la avente un poco y cuando se despego de mi vi que tenia los ojos cristalinos, comprendí que le había pasado lo mismo que a mi con la música, se me quedo viendo y me volvió a abrazar pero esta vez me dijo al oído “lo siento, no sabia que te iban a poner a tocar eso, de verdad ni yo lo soporte, si quieres irte esta bien, no es necesario que te quedes”,  la verdad si pensé en irme pero ya estaba ahí y ya había tocado, nada peor podría pasar por hoy me dije, le devolví el abrazo y se separo de mi ya mas tranquila, después de eso Yolanda llamo la atención de todos los presentes y dijo “necesito el silencio de todos, ya sé que están preocupados porque no tienen pianista y créanme que es algo que también me preocupa a mi pero fíjense bien esta señorita”, diciendo eso me señalo y todas las miradas se pusieron sobre mi, continuo diciendo “ella es la nueva pianista y creo que a nadie nos cabe duda de su talento  así que no se preocupen mas, solo tendremos que ayudarla a que se sienta a gusto entre nosotros, porque se ve que no somos su tipo de gente”, diciendo eso le hizo una seña a Cinthia para que se acercara con ella y los profesores, mientras ella hablaba con ellos me senté en el banquillo y me puse a tocar tecla por tecla, de repente un chico se sentó conmigo y me dijo con una sonrisa de oreja a oreja “eres muy buena, mejor de lo que era el otro pianista, ¿sabes porque te pusieron a tocar esa?” me estaba viendo con mucha expectativa y moví la cabeza en forma negativa y prosiguió “el año pasado en la reunión de todos los profesores le pidieron al otro chavo que estaba que tocara esa canción y no pudo, ósea que para saber que tan buena eras te pusieron algo  difícil, bueno difícil para el, porque se ve que para ti no es nada difícil, por cierto soy Cristian mucho gusto”, extendió su mano y yo voltee mi mirada hacia esta, se dio cuenta de que no se la iba a dar y la bajo lentamente, su mirada parecía como de decepción así que me apresure a decirle “lo siento, nada personal solo no me gusta que me toquen”, regreso su sonrisa y me iba a decir algo cuando se vio interrumpido por una chica alta no mas que yo, era obvio que pesaba mas que yo y con cara de entre matona y creída, que nunca en la vida había visto, que llego y llamo nuestra atención porque golpeo con sus palmas la cola del piano, cuando nuestras miradas se encontraron me dijo “ya que vas a estar aquí pongamos las cosas en claro, aquí se hace lo que yo digo, soy la líder del grupo de música y eso te incluye a ti, así que no mes muchos problemas entiendes”, para cuando termino de hablar ya estaba parada enfrente de mi, no tenia ninguna intensión de seguir oyéndola y me levante para irme, di dos pasos y sentí como me tomo del brazo para regresarme mientras me decía “te hice una pregunta” cosa que me molesto mucho y no pude controlar aventarla con todas mis fuerzas, así como tampoco pude evitar gemir por el dolor provocado en mis costillas, ella cayo en el suelo y se pego con el banquillo mientras yo aguante mi dolor y me le quede viendo a la espera de que se levantara, supuse que no dejaría las cosas así, cosa que no hizo e inmediatamente se levanto, pero cuando lo hizo ya todos estaban alrededor nuestro y una chica la agarraba con todas sus fuerzas, eso era muy obvio ya que era mas pequeña de tamaño y complexión, por mi parte sentí como las manos frías de Cristian se aferraban a mi cintura, cosa que provoco que lo aventara ya que me estaba lastimando mas, supongo que no medí mis fuerza porque al voltear a verlo también estaba en el suelo, todos los chicos y chicas ahí presentes se hicieron para atrás al ver mi acción, mientras aparecían de entre la gente los profesores y Cinthia, Yolanda pregunto de una manera autoritaria que era lo que estaba pasando, en lo que otros chicos ayudaban a Cristian a levantarse, Cinthia se puso junto a mi y espero a que respondiéramos la pregunta de Yolanda, yo no sabia que decir así que espere a que cualquier otra persona se pusiera a hablar, después de unos segundos escuche una voz que no era la que esperaba escuchar, voltee y era Cristian que ya estaba mas compuesto y decía “Tamara como siempre tratando de intimidar a las personas, creo que no se da cuenta de que ya estamos grandes para que haga eso y pues Paula solo trato de calmarla cuando la jalo”, no sabia que me tenia mas sorprendida, que supiera mi nombre aunque yo no me moleste en decírselo, o que me estuviera defendiendo después de que lo avente sin ningún motivo, voltee a verlo y me sonrió como cuando se presento, después puse mi mirada en Yolanda que se dirigió a Tamara diciendo “me estoy hartando de tu actitud infantil, trata de comportarte si no quieres tener problemas serios”, sentí una mano tomar la mía que me jalaba hacia ella, era Cinthia así que no puse resistencia y me sentó en el banquillo del piano, estaba un poco perdida en su mirada que me daba tranquilidad y no me di cuenta como siempre de que Yolanda estaba a un paso de mi hasta que me empezó a gritar “y no te creas que no te voy a decir nada a ti, es de conocimiento de todos que si sigues en la universidad es porque Cinthia no se a cansado de apelar por ti, por mi sigue como vas, créeme que si terminas mal a mi no me importa, incluso me darías motivos para no tener que verte diario, pero igual estoy en la obligación de advertirte que si vuelves a aparecerte por la escuela con cualquier tipo de golpe o en estado inconveniente me veré en la penosa necesidad de expulsarte así que ya sabes” , se voltee, volvió a decir “sigan con lo que están”  y se fue, todo se hizo silencio y Cinthia se sentó junto a mi y me dijo “¿no pensabas decir lo que en realidad había pasado?”,  tarde unos minutos en contestarle, en lo se me pasaba el coraje y las ganas de pegarle a algo y le dije “no tenia caso, igual nadie me hubiera creído a mi, no importa”, se levanto y se puso en cunclillas en frente de mi y me dijo tomándome mis manos entre las suyas, “ yo siempre voy a creer en lo que digas y voy a confiar en ti sin importar nada”,  sonreí y le dije “eso es muy tonto de tu parte”, se levanto y se acercó a mi oído para decirme “un poco, pero no seria la primera tontería que cometo”, me dio un beso en la mejilla y se fue, todos vieron lo que acaba de pasar y me dio un poco de pena porque al recorrer las caras que estaban ahí encontré varias miradas de curiosidad, otras pocas de sorpresa y la gran mayoría de morbo, no sabia que hacer y en ese momento la maestra de canto me cayo aun mejor de lo que me había caído al principio porque los disperso a todos y volvimos con lo de la dichosa obra, la primera hora que estuve ahí fue de las mas largas que he tenido y si conoceré yo de horas largas, así que poner atención en lo que hacia se me hizo la manera mas fácil para que en tiempo que estuviera ahí no se me hiciera tan pesado, tendría que empezar a encontrarle el gusto a estar ahí, no seria tan difícil, no era la primera vez que tocaba y tampoco la primera que trataba con gente de ese tipo, algún día fui una gran fanática de la música, la danza y todo eso, empecé por poner atención a lo que tocaba, “Do -Re – Mi – Mi –Fa- Sol”, escuchaba como vocalizaban los 3 chavos que estaban frente a mi, después puse atención el los bailarines que estaban en el medio del escenario y en las demás persona que ocupaban el auditorio, con eso, el tiempo se aliviano y me dieron las 3:30, ya habían terminado de vocalizar todos los cantantes incluyendo a la pesada de Tamara que todo el ensayo no dejaba de mirarme de una manera no muy agradable, de repente repare en la chica que se metió en la pelea, la que la estaba sosteniendo, ella era bailarina y no lo hacia nada mal, era como 10 cm mas bajita que yo, de complexión delgada, de tez blanca llegando al pálido y no había sonreído mucho durante todo el ensayo pero cuando lo hacia irradiaba luz de su interior, o al menos eso era lo que yo veía, por alguna razón estaba completamente concentrada en ella y en su baile, no me imagino la cara que tenia mientras la veía pero escuche como me decían al oído “wuau después de todo tu corazón no se ha vuelto completamente de piedra”, voltee la cara y ahí estaba toda feliz Cinthia, había entendido perfectamente el comentario pero era mejor dejarlo así, si no nunca terminaría de oírlo, agache la cabeza y empecé a tocar tecla por tecla, entendió que no hablaría con ella de nada de lo que se imaginara y me dijo “ok, oye voy a ir al taller que esta en la avenida para recoger la camioneta, no se cuanto me tarde pero igual espérame para irnos juntas”,  me quede en la misma posición reflexionando “¿camioneta?, ¿Cuál camioneta?, ¿Cuál taller?, ¿de que me estaba hablando?”,  no le dije nada y no quise preguntarle porque no quería hacerla sentir mal con mi falta de atención hacia ella o hacia las cosas que hacia, así que opte por cambiar el tema para que no se notara, voltee y le dije “podrías dejar de darme muestras de cariño en frente de la gente, no me gusta como me ven”, sonrió y me dijo “pensé que no te importaba lo que la demás gente dijera o pensara de ti”, regrese mi atención al piano y le conteste “no me interesa, pero eres tu la que da clases aquí aparte eso es bien raro”, sonrió mas ampliamente y se levanto del banquillo diciéndome “no te preocupes no pasa nada”, se acercó y volvió a dejar un beso en mi mejilla y se fue, en mi interior sabia que eso era de esperarse, Cinthia nunca hizo nada de lo que le dijeran, siempre hacia lo que quería sin importar nada, en eso se acercó la maestra de canto y me pregunto unas cosas de los registros de las voces de los cantantes y a mi se me hiso de lo mas normal responderle a sus preguntas, mientras le daba unas miradas a la chica que me tenia entretenida antes de que Cinthia llegara, después de un buen tiempo vi como todos tomaban sus cosa para irse y la maestra me dejaba unas partituras que tenia que practicar para poder seguir con los ensayos, agarre mi mochila y me salí del auditorio con dirección al estacionamiento, ahí esperaría  a Cinthia, no tenia la mínima intensión de quedarme en le auditorio hasta que se le ocurriera llegar, baje las escaleras sin muchas ganas y me di cuenta de que Cinthia estaba en la entrada del estacionamiento platicando con profesores míos, no me quise adelantar a nada ya que,  si bien pudieron estar hablando de mi, también pudieron hablar de otras cosas, al final de cuentas ella era la jefa inmediata de toda la plantilla de maestros de arquitectura, pase por detrás de ella y volteo a verme con una sonrisa que la verdad era contagiosa y se la devolví, metí mi mochila al carro y me percate de la camioneta que estaba a lado de mi carro, esa era la camioneta, como era posible que no me hubiera dado cuenta que siempre andaba en mi carro y sin su hermosa camioneta como le decía ella, estaba viéndola y de repente escuche como me decía “porque la vez como si nunca antes la hubieras visto”,  no le conteste y me estiro las llaves diciendo, “creo que es mejor que tu te lleves la camioneta, es mas grande y tienes mas espacio para que te puedas mover, a parte no tienes que cambiar velocidades y no te tienes que agachar tanto para subirte”, tome las llaves sin oponerme ya que como siempre tenia razón, me estaba empezando a hartar que siempre tuviera la razón, me subí a la camioneta y la espere porque se acercaron los profesores con los que estaba minutos atrás y se entretuvo con ellos, estaba buscando unos discos en la guantera, cuando escuche que tocaron el vidrio de la ventanilla, la baje y estaba Cristian con la chica que me tenia un poco emboba en los ensayos, supongo que se sorprendió de verme porque me dijo “lo siento creí que era la coordinadora”, nos quedamos un momento en silencio y después conteste “esta aquí atrás” y señale con el dedo, él se asomo pero movió la cabeza de forma negativa por lo que me baje para cerciorarme de lo que me decía, yo tampoco la vi pero unos segundos después volvió a aparecer en la entrada, Cristian salió corriendo a su encuentro y nos dejo ahí solas, me recargue en la parte de atrás de la camioneta y ella me siguió, sin darme cuenta me empecé a morder las uñas como lo hacia siempre que estaba nerviosa y lo deje cuando me pregunto “¿te duele mucho?, su voz era la voz mas linda que había escuchado y había escuchado de todo, desde la irritante hasta la mas sensual, pero la de ella era diferente, era una voz gruesa y cálida, eso y las ganas de saber como estaba sin ninguna otra intensión hizo que me fijara mas en ella, sonreí de los nervios y le conteste “un poco”, se acercó a mi lo suficiente como para que pudiera sentir su respiración mientras trataba de controlar la mía que en esos momentos se agito mas de lo normal y levanto la mano con la mano con la intención de tocar mis golpes, pero se arrepintió a mitad del camino y me sonrió diciendo “se me olvidaba, no te gusta que te toquen cierto?”, no le conteste pero agache la mirada, sentí como se hacia para atrás y se paraba junto a mi, después de unos momentos me dijo “tienes un buen doctor”, voltee a verla sin decirle nada y siguió diciendo “las suturas casi no se ven, aparte de que lo hizo con el cuidado suficiente como para no dejarte una fea cicatriz”, sonreí y asentí con la cabeza mientras decía “si, la verdad es que es muy buena, pero no le digas nunca, porque si no nunca me la quitaría de encima”, sonrió y me contesto “esta bien, será nuestro secreto, aunque no se como se podría enterar, a menos que este por aquí”, estaba por contestarle cuando escuchamos una voz que salía de la parte de adelante de la camioneta que decía “quien no esta por aquí mi amor”, sonreí, mientras veía a Tamara interrumpir mi platica por segunda vez en el día a parte tomar de la cintura a la chica porque solo a mi me pasaban estas cosas, en cuanto se percato de que era yo con la que hablaba la paso del otro lado y se puso entre nosotras en una forma defensiva, su acción la verdad me molesto un poco porque nunca he sido de las que se siente con derecho sobre otra persona y  se veía a leguas que a ella se le daba lo de sentirse con derecho sobre las personas y la cosas así que me impulse con mis manos que estaban en mi espalda y quede de frente a ella adoptando la misma forma defensiva, estaba tan entrada en la pelea de miradas que teníamos que no me percate en el momento que llegaron Cinthia y Cristian hasta que Cristian se puso en frente de nosotras y Cinthia me tomo de la mano preguntándome “¿todo bien?”,  apreté su mano y no le conteste pero la lleve hasta el carro, abrí la puerta y la ayude a meterse, cuando estuvo adentro cerré la puerta y regrese a la camioneta, los 3 seguían en la misma posición en la que se habían quedado segundos atrás, pase por un lado de ellos y sentí un poco de dolor cuando mi cuerpo reboto en la cajuela de la camioneta, después de que Tamara me aventara, pude ver como la chica la jalo y Cristian se acercó a ayudarme, puse mis manos enfrente demostrándole que estaba bien y le agradecí la intención, voltee a ver a Tamara y tenia una sonrisa en sus labios que se le borro rápidamente cuando le sonreí y le guiñe el ojo a la chica que estaba a su lado, subí a la camioneta y me arranque con dirección a mi casa.                                                                                                               
           


----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Rozz Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

7 comentarios:

  1. esto se esta poniendo muy interesante felicidades ansiosa por el siguiente

    ResponderEliminar
  2. está muy buena la historia, pero sería mucho más agradable leerla si la editan antes de publicarla y le ponen un tamaño de letra razonable, esa letra tan pequeña causa fatiga visual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si presiona las teclas CTRL junto con el signo + se aumenta el tamaño, y con CTRl y el signo - puede volver al tamaño que tenían, así se facilita la lectura.

      Yezi

      Eliminar
  3. Mui buen capitulo yo pense k estaba enamorada de cinthia pero x lo visto la chica k le cambia la vida es la amiga de cristian ps mas interesante aun.. Ya estoy esperando con ansias el prox capitulo saludoos

    Allíson!! Mexico

    ResponderEliminar
  4. Hubiera preferido que tuviera algo con Cinthia la verdad, me parece tan tierna la forma en que la cuida.
    Muy bonita historia de todos modos . Gracias.
    Rui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo rui ya que cinthia la trata de una manera mui especial hasta pareciera que esta enamorada..

      Sara! Mexico

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...