Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por falta de tiempo, no corrijo las historias, solo las público. NO ME HAGO CARGO DE LOS HORRORES DE ORTOGRAFÍA... JJ

Donde menos lo imaginaba - Fer Butler - 4

Erín se vistió rápidamente, se subió a su coche y  partió  hacia la casa de Kate, no entendía que le pasaba, era obvio que sentía algo por ella, no  podía creer que fuera solo sexo, cuando hicieron el amor, pudo sentir que había algo mas, que Kate también sentía algo por ella, pero era tan fría y reservada, aunque pensándolo bien, de fría anoche no tuvo nada, una sonrisa se dibujo en su cara, todo lo contrario había sido salvaje y tierna a la vez,  Dios como  podía pedirle que la dejara ir, era imposible, si  moría por despertar en sus brazos cada mañana, estaba decidida a descifrar el enigma que era Kate,  pero no por una simple conquista o curiosidad, sino porque la amaba como nunca amo a nadie.

Cuando llego a la casa y vio todas las ventanas cerradas un escalofrió le corrió por la espalda, se bajo y comenzó a tocar la puerta pero nadie contesto, no había ningún auto en el garaje,  dio la vuelta y comprobó q  todo estaba cerrado, volvió al auto y espero más de 1 hora pero no percibió ningún movimiento. Volvió a su casa llorando, se  había ido, y no tenía ni idea de cómo encontrarla.  Pasaron los días, la semanas y después los meses sin ninguna novedad, lo había intentado otra vez en el hospital, hasta  soborno  a una enfermera  para que le diera información pero solo consiguió la dirección de su casa, todos los días indefectiblemente pasaba por allí, para ver si había algún movimiento, si veía a alguien pero nada. 
Su  familia la veía triste y le preguntaba que le pasaba pero  como siempre ella nunca decía nada, intentaba aparentar que todo estaba bien.  Un día cuando llego al bar, encontró a su tía Janey hablando con Mick, era raro porque la tía nunca iba al bar.
-Hola tía, que raro verte por aquí- le dijo mientras la abrazaba
-Erín querida, solo quería venir a verte me tienes preocupada, necesito hablar con vos, podemos ir a tu oficina?
-Si tía por supuesto-, interiormente, maldecía, amaba a su tía pero no quería hablar con nadie de su vida amorosa  fulmino a Mick con la mirada, porque no sabía q podría haberle contado a su tía, y este solo se alzo de hombros y le sonrió a modo de disculpa
Ya en la oficina, se sentaron cómodamente, y el interrogatorio tan temido comenzó
-Erín tu sabes que nunca me inmiscuí en tu vida privada, siempre te apoye en tus decisiones, porque lo único que deseo es verte feliz, tu  sabes que eras una hija para mí,  pero hace unos meses te veo muy triste, desganada, no tenes tu habitual alegría, casi ni vas por la casa, hasta tus primos se dieron cuenta y me insistieron para que hable contigo-
-Tía tu sabes q no me gusta hablar de mi vida intima,  pero no te preocupes, ya va a pasar, voy a intentar salir de esto, estoy bien, en serio-, y le sonrió tratando de darle confianza a sus palabras
-Niña por favor confía en mí, no soy una vieja troglodita que no va a entenderte, yo también fui joven y estuve enamorada-   Erín ocultaba su mirada pero aun así pudo ver que sus ojos estaban húmedos, no soportaba ver sufrir tanto a su querida sobrina. - es por la Dra. Butler no? te enamoraste de ella?, dime la verdad por favor-
Erín  miro a su tía sorprendida, y su mirada la delato, como podía saberlo, nunca hablo con nadie de ella, ni siquiera con sus amigas. - tía por favor, que locuras dices, dijo tratando de sonreír
-Por favor nena no me subestimes, soy vieja pero no tonta, yo estaba operada pero no ciega, veía las miradas que se dirigían cuando una pensaba q la otra no la veía, como dos adolescentes, cuando estaban las dos juntas en la misma habitación  había una tensión terrible, y la Dra. que era tan agradable apenas te dirigía la palabra, y tú la mirabas totalmente obnubilada, además Mick me conto  que tus problemas empezaron cuando te cruzaste en el bar  con una morocha de unos increíbles ojos verdes con un brazo lastimado, así que en este caso, 2+2 es igual a la Dra. Butler-, Erín comenzó a llorar desconsoladamente y su tía la abrazo como cuando era pequeña, tranquilizándola.
-Tienes razón tía, la amo,  amo  a Kate con toda mi alma, intente llegar a ella,  pero no se qué le  pasa, estuvimos, (se trabo) estuvimos,  juntas -(no pudo evitar sonrojarse cuando dijo esto), y su tía le beso la cabeza,  dándole animo para que continuara, y cuando desperté ya no estaba y desapareció, hace ya 3 meses, y no puedo encontrarla, no tengo ni idea de dónde buscarla y lo peor es que se que si la encuentro va a rechazarme, ella no me ama, es mas creo q tiene pareja- se recostó en la falda de su tía como cuando era niña y se dejo mimar.
-Erín querida,  Kate es una persona compleja y orgullosa, eso se ve a simple vista, no sé cómo fue su vida, pero lo que si se es que en este momento debe estar sufriendo mucho, sin poder dedicarse a lo que más ama que es operar, debe ser terrible para ella, y de seguro necesita  alguien que la contenga y que la apoye, y tu puede brindarle eso y mucho mas-
Erín le conto el día que la siguió y vio como en su casa la recibía una mujer y entraron juntas abrazadas, -querida eso puede significar que son parejas o que son amigas, no puedes rendirte solo por algo que supones, debes ir por ella y luchar, y si pierdes, bueno al menos, sabrás que lo intentaste, nadie dijo que el amor no doliera, todo lo contrario, duele y mucho
-Pero es que no puedo encontrarla, no tengo ni idea de donde puede estar, quizás se fue de viaje por el mundo, que se yo-
-Mira quizás pueda ayudarte , unos meses después de su accidente, cuando iba a rehabilitación al hospital, yo iba a un control y me la cruce en el pasillo, ella siempre fue muy  amable conmigo, ahora me doy cuenta porque jajajajaj,  bueno, el caso es que nos pusimos a hablar , yo le pregunte si iba a volver al consultorio, y me dijo que por ahora dejaba la medicina, yo le dije que lo lamentaba mucho, ya que era un a medica  excelente,  ella me conto que tenía una finca en un pueblo cercano a la ciudad,  me dijo el nombre,  en donde justamente había sufrido el accidente  y que  pensaba  radicarse allí cuando terminara el tratamiento, para descansar y decidir qué hacer con su futuro, tendrías  que buscar allí, no pierdes nada-
Erín se abrazo a ella, -gracias tía, ahora tengo una nueva esperanza, si esta allí la voy a encontrar, aunque tenga q ir finca por finca preguntado, mañana mismo salgo para allá, es increíble que quizás este tan cerca y yo sufriendo como una loca por no poder encontrarla, gracias por todo tía, me hizo muy bien hablar con vos- y lo dijo sinceramente.
Janey la abrazo - me alegro mucho sobrina, y espero que todo salga bien, y si no ya sabes que en casa te espera un abrazo de oso, de esos que solo tus primos y yo sabemos darte, y si sale bien y vuelves con la doctorcita, también habrá un abrazo para ella, no lo dudes nunca pequeña.
Erín durmió poco esa noche, estaba muy nerviosa, para cuando sonó el despertador ella ya se había duchado y estaba desayunando,  partió enseguida,  en menos de 1 hora y media había llegado el pueblo, no sabía por dónde empezar, se estaciono en el centro, el lugar tenía solo un par de manzanas,  no supo porque pero instintivamente se dirigió al hospitalito del lugar, sabía que era improbable que la encontrara allí pero quizás la conocían.
Entro al lugar, todo se veía limpio y ordenado,  había varias madres con sus niños, seguro esperando el pediatra, un tanto insegura se dirigió al mostrador, allí la recibió la secretaria una mujer un tanto mayo que le hizo recordar a su tía,  apelo a su encanto natural y sonriéndole dulcemente le pregunto - disculpe, no soy del lugar pero estoy buscando  a una persona que creo que vive en este pueblo, se llama Kate Butler, ella es doctora y quizás podría conocerla-
La mujer la miro con algo de desconfianza -para que busca a la Dra. Butler? el corazón de Erín latió contento, era obvio que la conocía,
-Mire se que puede sonarle raro, pero yo fui paciente de ella durante mucho tiempo- mintió,  luego me fui del país un par de años y cuando volví, fui al hospital general donde me atendía y me explicaron que no trabajaba mas allí y que podría encontrarla aquí, vera ella es tan buena doctora que preferiría venir al pueblo a atenderme que cambiar de doctor- ufff esto de mentir le costaba mucho, no estaba acostumbrada, sin embargo puso su mejor cara y sonrió para demostrar que decía la verdad
La Sra. Robbins, así se llamaba cambio su actitud rápidamente- es verdad que la Dra.  Kate es un sol, si bien no trabaja aquí nos ayuda mucho, viene  varios días a la semana, y ayuda a los Dres. del hospital cuando tienen casos complicados, como el del pobre señor Carter bla bla bla- tuvo q escuchar durante 10 minutos el caso del pobre Sr. Carter, que al parecer se había salvado gracias al diagnostico de Kate, al final pudo sacarle la dirección de la finca, no podía mas de la excitación, cada vez estaba más cerca,  agradecida se despidió y salió volando.
Cuando llego a la finca,  se dio cuenta de que era muy grande,  había muchos caballos, ya que como averiguo se dedicaban a   la cría de caballos de raza, se veían algunos edificios en construcción y otros en refacción,  por lo visto Kate había encontrado algo que suplantara su carrera como cirujano.
La recibió un hombre con ropa de trabajo, era el Capataz.  le dijo que buscaba a Kate Butler, el hombre la miro con desconfianza, y volvió a mentir, le dijo que venía en representación de su tía que quería comprar caballos de raza bla bla bla , el hombre la llevo hacia la casa principal, una hermosa edificación, sin llegar a ser muy ostentosa se notaba que era una finca importante.
La hizo pasar y la acompaño hasta una sala, golpeo la puerta y Erín al fin sintió su voz, un se le hizo un nudo en el estomago, Bob que así se llamaba el capataz,  paso y le dijo que había una señorita que quería verla por un negocio
-Dile que pase-, dijo Kate con voz suave
Erín entro a la habitación  y se quedaron mudas mirándose, Kate tenia la boca  abierta por el asombro, sus ojos estaban más que sorprendidos.
Bob no entendía que pasaba, -jefa está todo bien?, quiere que le muestre los caballos a la señorita y luego la atiende, si está ocupada-
Kate finalmente reacciono, - no Bob, no te preocupes, continua con tu trabajo,  dijo aun sorprendida
La puerta se cerró detrás de Erín y al fin quedaron solas, no sabía que decir, Kate estaba fantástica, bronceada,  tenía unos jeans ajustados dentro de unas botas de montar que estilizaban sus piernas,  y una camiseta de manga corta, las cicatrices del brazo apenas se notaban,  estaba clavada delante de su escritorio, las dos se miraban pero ninguna atinaba a dar el primer paso.
Erín no podía creer que después de todo lo que había hecho para encontrarla, ahora que la tenía enfrente, no podía hablar, las palabras se negaban a salir de su boca, solo la miraba y las lagrimas se deslazaron por su mejilla.
Kate no salía de su asombro, habría ido a buscarla?, seguro que si, sino que demonios iba a estar haciendo allí, pero se negaba a creerlo, no podía ser, era demasiado increíble para ser verdad, mientras la miraba  por su mente en un minuto paso toda su vida, el desamor de sus padres, la aceptación de su sexualidad, el accidente, y  a pesar de que podía mover el brazo casi normalmente, no podría volver a operar jamás, su nueva vida que por un lado la satisfacía mucho pero  a su vez se sentía tan vacía, y la había extrañado tanto, solo la noche que paso con ella se sintió completa y al fin pudo descansar en sus brazos,  era ella la única que podía hacerla sentir amada y le podía enseñar  a dar su amor, solo ella y la había lastimado tanto, cuando vio que las lagrimas rodaban por sus mejillas, no aguanto más y le dijo lo que jamás pensó que le diría nunca a nadie - Te Amo- solo dos palabras, no era tan difícil, no, no era nada  difícil, - no sé porque estas aquí,  no sé lo que sentís por mí, solo sé que te amo, y que no puedo más, no puedo vivir sin ti-
Erín la miro  y por primera vez vio sus ojos que habitualmente eran tan fríos, llenarse de lagrimas, lentamente se acerco a ella, el corazón le latía tan rápido que parecía que se le iba a salir, le  había dicho que la amaba, y dos veces, no había escuchado mal, era verdad, además también se lo decía con sus ojos, por primera vez podía verlo.  Tomo su brazo izquierdo  y beso suavemente sus cicatrices, para demostrarle q no le importaba para nada  sus marcas, que  ya no pudiera operar, que solo la quería a ella, lentamente se acerco a sus labios, y sobre ellos le dijo suavemente, - yo también te amo, desde el primer día que te vi, y nunca te ame más que en este momento, por favor nunca más vuelvas a dejarme, me moriría sin ti-
Se besaron primero suavemente, descubriendo sus labios,  su piel, no dejaban de acariciarse, de explorarse tiernamente, pero pronto la pasión y los meses de separación y angustia pudieron mas, y en breve se sacaron la ropa, Kate ya no necesitaba ayuda para desnudarla, y se lo demostró  sonriéndole traviesa,  la primer sonrisa verdadera que le regalaba, seguramente la primera de miles,  Erín no podía dejar de tocarla, no podía creer que al fin era suya,  con su lengua  empezó a recorrer su cuerpo, se detuvo en sus pechos llenos y redondos, mordió su pezón suavemente ,y tironeaba de él, mientras Kate no podía parar de gemir, siguió bajando hasta su pubis, y siguió hasta el centro de su  sexo, estaba muy mojada, siguió buscando con su lengua hasta que encontró su botón, y ahí  concentro toda su atención, el olor a mujer de Kate la embriagaba, mientras con una de sus mano apretaba su senos y con la otra la acariciaba íntimamente, Kate solo podía agarrarla de la cabeza y apretarla contra su cuerpo para recibir más placer del que se imaginaba, llego pronto al orgasmo, y Erín bebió de su cuerpo aliviando la sed de tantos meses de anhelo.
Kate, cayó sobre Erín, y llenos su cara de besos, sintiendo su olor en sus labios, aunque estaba agotada quería volver a gozar de su mujer, porque eso es lo que sentía  y también  quería regalarle el mismo  placer, lentamente con sus dedos empezó a acariciar a Erín, sus dedos la estimularon aun mas, aunque no hacía falta, y la penetraron, la chica no podía para de  cabalgar sobre su mano, con el poco grado de conciencia que le quedaba, también penetro a   Kate y mientras se besaban vorazmente, el orgasmo llego al unisonó, y cayeron agotadas  sobre la alfombra, no habían tenido tiempo ni para ir a la habitación , Kate alcanzo a decir  Te amo otra vez, y Erín se sintió la mujer más feliz del mundo.
Erín despertó en una gran cama, la habitación era enorme, sobria y  femenina,  justo como le gustaba, se levanto rápido de la cama, su ropa estaba ordenada en una silla, se vistió rápidamente, no podía dejar de sentirse inquieta, donde estaba Kate? no podría desaparecer otra vez ,por Dios no,   cuando iba a abrir la puerta, esta se abrió y Kate entro con una gran bandeja de desayuno, el estomago de Erín gruño, había desayunado muy temprano y luego se olvido de todo, hasta de comer, Kate debió notar el miedo en su cara, porque le sonrió, era tan raro verla sonreír, no me cansaba nunca de hacerlo.
-Fui a ver a Bob, de seguro creía q me habías secuestrado jajaja, ya deje todo organizado para que no nos molesten, tenemos el resto del día y el fin de semana solo para nosotras, por algo es bueno ser la jefa no? - le dijo cálidamente y la beso.
-Pensé, pensé que te habías ido,- le dijo tímidamente Erín, reflejando  en esa simple frase toda su vulnerabilidad
Kate la miro, y sus maravillosos ojos verdes, que ahora eran terriblemente cálidos y dulces ,la miraron y le dijo - te prometo que nunca más voy a dejarte mi amor, quiero que seas  mi mujer, mi compañera, mi todo, yo sé que soy complicada, orgullosa, soberbia, que me cuesta demostrar mis sentimientos, pero te pido que por favor me enseñes, me ayudes a demostrarte que te amo con todo mi ser, aceptarías ser mi esposa?-
Lo dijo tan seria que Erín no podía creer que todavía dudara de su amor, pero seguro ya tendrían tiempo para hablar y descubrir todos sus secretos, solo uno la atormentaba y era mejor solucionarlo ahora, no quería mas confusiones tontas,
-Solo quiero preguntarte algo, antes de contestar tu pregunta-
 Kate la miro preocupada, todos sus temores volvieron en un segundo hasta que Erín continuo y le relato el día que fue a buscarla y la vio con otra mujer, - necesito saber quién es ella, hay alguien más en tu vida?
Kate lanzo una carcajada,  -como se te ocurre que si hubiera alguien en mi vida te pediría que fueras mi mujer? Ella es Laura, fuimos pareja hace mucho tiempo, pero ahora ella y su novia son amigas muy queridas que me ayudaron todo este tiempo, es mas Laura me animo para que esa noche fuera a buscarte  y me dijo que era una imbécil si no te daba una oportunidad, y como te habrás dado cuenta soy la más grande de las imbéciles-

Sonriendo tiernamente Erín  le dijo - por supuesto que quiero ser tu esposa,  es lo menos que podías pedirme después de todo lo  hice para encontrarte y  conquistarte,  además si vuelvo a casa y no te llevo, mi tía podría desheredarme jajaja,  se rieron juntas y volvieron a besarse locamente, solo como ellas podías hacerlo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ® Fer Butler - Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

4 comentarios:

  1. Me gustó muchísimo la historia.
    Gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  2. Gracias x la historia

    ResponderEliminar
  3. A mi megusto y sobre todo que no vam a dejar a uno un año esperando el fin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un año. Te encargo danza con lobos que lleva 4 años y contando xd

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...