Esperamos tu historia corta o larga... Enviar a Latetafeliz@gmail.com Por favor, enviar historias en word y revisen la continuidad de sus capítulos... o No Publico nada

Me enamoré de tí - Jane (Parte1)


Capítulo 1
Ella increíblemente bella, cabello negro, su mirada que te decía todo con solo verla, piernas largas y bronceadas, una risa contagiosa que me hacía sentir tan bien con sólo decirme aquí estoy contigo, compartimos el gusto por la música. La conocí gracias a unas amigas en común, la había visto en TV muchas veces, la admiraba y soñaba un día conocerla, siempre tuve la inquietud de aprender a tocar guitarra y un día lo decidí; clases de música en ese mismo lugar un profesor me incitó a trabajar en mi voz, según todos, voz de niña mimada, en fin me convertí en alguien importante en el medio musical en poco tiempo, y fui conociendo personas que siempre quise tratar.  

El primer día que la vi en persona, fue maravilloso tenerla en frente. 
- Mucho gusto, eres la famosa JR - Asentí - ¡Famosa!
-Sí, no dejan de mencionarte  Dan y Sheth – Y dije – La famosa actriz y cantante eres tú.
Dan y Sheth eran mis amigas, a quienes había conocido en el medio musical y con las  simpatizamos por su manera de ver la vida, además de un gran secreto que compartíamos sobre lo más privado de su vida, que sólo yo sabía, sobre su amor disfrazado de una amistad, algo que nadie estaba preparado para aceptar, creo que ni ellas mismas, decían  “que su vida se hizo un poco más fácil con mi ayuda”. Ellas trataban de ser vistas juntas lo menos posibles pues por su popularidad sería mal interpretada su tan cercana relación y no estaban para nada dispuestas a salir del armario, por mi parte, yo no era tan conocida en el medio y provocaba sus encuentros en los lugares menos imaginados por los periodistas, y su felicidad al estar juntas me alegraba demasiado, porque me parecía un amor tan bonito.
Allí estaba, Sandy frente a mí, me quedé tan paralizada, que Dan me dio un empujón para que apretará su mano, mis amigas no entendían que me pasaba,  nunca había sido tan tímida cuando me presentaban gente de la farándula, estamos en México y el lugar estaba lleno de personalidades, no era la única persona que me habían presentado esa noche, volví en sí y pedí “perdón”, alegando que estaba distraída, mis amigas comprendieron que algo me pasaba y me llevaron a otro sitio. Sandy se despidió muy atenta y “pidió que nos volviéramos a ver, que le interesaban mis producciones”; yo no lo podía creer, la volvería a ver.  En ese momento ni yo misma entendía que me pasaba, los pies me temblaron sólo de sentir su mano en la mía al saludarme. Realmente me confundí, en ese momento me di cuenta que no sólo sentía admiración profesional por Sandy sino que además me atraía de otra manera, hasta ese momento yo no había sentido una atracción tan fuerte por una mujer ni por nadie. La verdad, si tuve novios, relaciones estables pero que nunca funcionaron porque se suponía que yo era demasiado independiente para atarme a alguien y el momento que se escuchaba la palabra matrimonio JR ya iba lejos, en fin, me consideraba “hetero” en cuanto no pensara en Sandy.  Me atraía demasiado ahora, me daba cuenta.
Mis amigas notaron  lo que me pasaba al verla y empezaron a provocar repetidos encuentros con Sandy.
Nos hicimos buenas amigas y nos volvimos inseparables las cuatro. Yo soñaba con ella, pero sabía que ella era la más admirada y codiciada por los hombres en TV y cine, ella me contaba libremente sus amores y desamores y yo igual, ya me había hecho a la idea de que éramos  buenas amigas al igual que con Sheth y Dan, las que no perdían ocasión para hacerme insinuaciones sobre mi inclinación, que si estaba segura y si soñaba con casarme con un hombre y toda la cosa, pero por mi mente nunca pasó eso, tampoco lo admitía frente a ellas , pero ellas ya habían pasado por ello y por eso me lo decían.  
Capítulo 2
Compuse algunas canciones para Sandy, por ello pasamos varios días juntas en México y mis amigas debían volver  por sus compromisos.
Un día estamos revisando la letra de una canción y sonó mi móvil, era Juan Esteban, un chico con el que estuve saliendo. Sandy agarró el  teléfono para pasármelo, pues yo tenía la guitarra en las manos, no resistió la tentación y me dijo
-  JR es un hombre, ¿No me habías contado de él? - Me sorprendió que me hiciera ese reclamo – ¿No vas a contestarle?
-  Sí, claro-
- Hola Juan, podemos hablar más tarde, es que estoy en pleno ensayo, ¡Qué pena contigo!
- Hola princesa, no hay problema ¿te llamo en la noche?, te extraño mucho
- Ok, bye.
Sandy no me quitaba la mirada y pendiente de lo que decía.
-Es un amigo Sandy
-Ah bueno -  sentí un reproche en su voz y solté una carcajada.
-¿De qué te ríes? - dijo
-Pues no sé, de tu actitud
-Acaso que he hecho…
-No nada, sigamos con la canción - le dije sonriendo, y ella se quedó un poco sería.
Cuando acabamos de ensayar la canción, me invitó a su casa a cenar, ella quería cocinar y acepté. Nos metimos las dos a la cocina, haciendo chistes y riendo por el desastre que era cocinando, propuse ayudarle, pero ella insistía en que quería hacerme algo especial, yo me la gozaba y le decía que al final terminaríamos pidiendo un domicilio, ella decía que me tragaría mis palabras.  
De pronto mi móvil otra vez,  “No puede ser, por qué no lo apagué” pensé   Sandy me miró molesta y me dijo:
-  Ahí está, te dijo que llamaría en la noche, contéstale no te hagas de rogar – sentí dolor en sus palabras, efectivamente era Juan de nuevo
- ¡Hola!
- Casi no me contestas,  ¿Qué pasa princesa, ya no me quieres?- esa pregunta se me clavó en el corazón
-  ¿Por qué  lo dices?
- Porque llevas meses sin hablar conmigo, siempre estás tan ocupada y no devuelves una llamada por nada del mundo
- Lo siento Juan, son demasiadas cosas - yo apreciaba a Juan, era un buen amigo, pero la verdad no lo amaba, y al salir de la ciudad le dije “que no estaba segura de que pudiéramos continuar con la relación”, él se mostró comprensivo y me pidió “que lo pensara bien en el viaje, que podía ser que lo extrañara un poquito”
- ¿JR sigues ahí? dime algo, al menos me has extrañado
La verdad, es que no lo había extrañado, pero como decirle eso por teléfono y además Sandy no dejaba de estar pendiente de mí
-Juan es algo que debemos tratar personalmente, la semana que viene estaré en la ciudad, te llamaré, bueno
-Está bien, pero no olvides que te quiero y estoy esperando por ti
-Bueno, Adiós, que estés bien
-Estaré mejor cuando regreses, princesa.
Entre tanto a Sandy se le quitaron las ganas de cocinar y me dijo:
-Ganaste pidamos una pizza se me acaba de quemar el pollo - y fingió una sonrisa.
Pero en realidad estaba enfadada y triste. Yo no sabía si preguntar qué le pasaba y le contesté “que miráramos si se podía salvar su receta”, pero sólo logré enfadarla y me dijo “que era un desastre y que la cocina no era lo suyo,  que ya la dejara en paz con el asunto” y tiró toda la comida por la cocina, nunca pensé verla así y le dije “que mejor me iba a mi casa”, entonces sonó su teléfono, me dijo
-Espera, por favor, disculpa mis ataques de ira. - Asentí con la cabeza que la esperaría.
Entonces la escuché decir a alguien en el teléfono “que no quería hablar ahora y que por favor, no la buscase más”, entonces pensé “¿será por eso que está así?”, y yo no estoy ayudando mucho pensando en dejarla sola ahora, entonces colgó el teléfono con un golpe, me acerqué a ella y le dije
-Uy el teléfono no es culpable - me miró y me dijo:
-No sé qué me pasa
-Tranquila estoy aquí - y me  abrazó, pero ese abrazo fue tan especial, que me hubiera quedado así por siempre, me agarró de una manera que parecía no quisiera soltarme, todo era silencio, hasta que me dijo
-¿Y te vas la próxima semana?
-Si debo resolver algunas cosas ¿Por qué?
-No, yo sólo, te extrañaré
-Yo también, pero aún debemos terminar unos arreglos de las canciones que te compuse.
- ¿Sandy tienes problemas? -  Me atreví a preguntar.
- La verdad son cosas del corazón que ni yo misma entiendo
-Puedes contarme, si quieres
-No sé si pueda contarte precisamente a ti
-¿Por qué? pensé que éramos amigas, no me tienes confianza.
-No es eso, sólo que no te quiero confundir.
-¿Quién te llamó al teléfono?
-Era mi ex novio, terminé con él ayer,  en realidad era un amigo, nunca hubo nada serio, y menos ahora que siento que estoy conociendo el verdadero amor
- De verás
- Me alegro por ti, ¿quién es?
- No importa, igual creo que no soy correspondida.
-Está bien, si no me quieres contar, no te presionaré.
Dentro de mí pensé, “ese no te quiero confundir”, me confundió de verdad, ¿qué quería decir con eso?
Sugerí cambiar de tema, porque la veía con ganas de llorar, y yo no entendía nada.
Me dirigí a recoger el desorden en la cocina y ella me siguió, no paraba de disculparse, yo le sonreí y le dije:
-Tranquila me debes una
-Soportar mi genio no será fácil
En fin, todo lo volvimos charla y bueno se pudo salvar algo de su receta al final, comimos un pollo a la Sandy, algo rostizado.
Entre charla y charla se hizo tarde, me propuso que me quedará a dormir, ya alguna vez me había quedado en su habitación de visitantes, y acepté. Recién me estaba acostando, cuando tocó a la puerta.
-Ya estás dormida
-No, sino no te contestaría jaja - y le abrí.
-Sería mucho pedirte que me acompañaras esta noche, ¿me siento sola?
-Claro.
Nos fuimos a su habitación, se veía tan linda con su pijama, dejaba ver su silueta tan perfecta, ella estaba tan sexy, pero ya debía sacar esas ideas de mi cabeza, ¿qué me pasaba?
Empezamos a charlar sobre nuestra infancia y hubo un momento en que me quedé mirándola fijamente, admirando su rostro sin maquillaje se veía hermosa, sus ojos brillantes, sus expresiones tan transparentes, me perdí en ellos. 

Capítulo 3
-JR, JR ¿Me estás escuchando?
-Sí, perdón
-Parecías en otro mundo, ¿Acaso estabas pensando en ese chico que te llamó hoy?
-No, estaba pensando en ti -  Uy se me escapó esa frase, sentirla ahí tan cerca, me hacía sentir tan vulnerable ante ella.
-Ah sí, y ¿qué pensabas sobre mí? - Dijo algo sorprendida.
-En lo tierna, delicada, bondadosa y transparente que eres.
No sé cómo le pude decir eso, y cerré los ojos, cuando los abrí estaba tan cerca de mí, sus labios rojos y húmedos tan cerca de los míos y lo hizo, me besó y yo me quedé como una estatua, ni siquiera le correspondí, ¡Qué tonta fui!
Como buena cobarde, me levanté de inmediato y fui a la otra habitación, dejándola allí sola.
No podía dormirme, de tan sólo acordarme de la sensación tan tierna que tuve al sentir sus labios en los míos, no lo podía creer y reprochándome no haber correspondido a ese hermoso beso.
Me desperté temprano y me dirigí a su habitación, no sabía que iba a decirle exactamente, la puerta estaba abierta, tal y como la dejé cuando salí corriendo, entre despacio pues la vi dormida, se veía tan hermosa, parecía un ángel, me quedé contemplando ese maravilloso momento, sus cabellos sueltos rozaban su rostro, le acaricié sus mejillas, se sentía tan suave, me dirigía a salir cuando despertó y me dijo
- Buenos días JR - me sentí apenada de estar en su habitación.
– Buenos días, yo sólo quería despedirme, pero estabas dormida.
-¿Despedirte? Me parece que hay un asunto que tratar o más bien debo pedirte disculpas por haberte besado.
- No tienes que disculparte, comprendo que pudo ser porque te sentiste sola.
- JR tú no puedes saber lo que siento, no te atrevas a decirme eso.
En ese momento me quería desaparecer, me estaba diciendo que era consciente de lo que hizo, debí haberle dicho lo que yo creía sentir, es que no lo aceptaba yo misma. Fuimos a la sala.
- Discúlpame, me di cuenta que no correspondiste a mi beso, parece que tu no sientes lo que yo siento al estar contigo, la razón de mi enojo de ayer, fueron celos y tristeza por darme cuenta que en pocos días no te veré más. 
Esos celos me hicieron darme cuenta que me encantas, que contigo estoy descubriendo el verdadero amor.
- Sandy, pero tú no eres…
- ¿Hetero?, si eso creía, pero no, me enamoré de una persona que es una mujer y ya lo acepté, pero sé que tu si eres hetero y tienes a alguien allá en tu ciudad
- Yo… - no me dejaba hablar
- Perdóname, por favor, déjame ser tu amiga, aunque será difícil, pero prefiero eso a dejar de verte.
Me quedé muda, y en esas sonó el timbre, eran Dan y Sheth.  Sandy abrió la puerta, y las saludó, ellas me saludaron.
- JR estuvimos en el hotel y no te encontramos,  nos preocupamos, por qué tienes esa cara de acontecimiento. Acaso interrumpimos algo.
-No, no, para nada - contesté.
Y Sandy las miró haciendo muecas de que si pasaba algo.
- JR son nuestras amigas, no hay problema en decirles que yo siento algo por ti, más allá de la amistad, pero tú no lo correspondes.
Se fue a su habitación casi llorando, Dan salió detrás y Sheth como siempre ofreciéndome su abrazo de hermana mayor.
-¿Qué pasa mi niña?, no te sientas culpable.
Mis amigas no estaban para nada sorprendidas. Yo abracé a Sheth y no pude contener las lágrimas
-JR es la primera vez que te veo llorar. Háblame,  te hará bien
-No sé lo que siento, no estoy segura de nada, me duele que se sienta así por mi culpa, no quiero herir a nadie y fuera de eso, Juan me está esperando con una respuesta que no le puedo dar, todo está muy complicado Sheth.
-Cálmate, como siempre sabrás manejar las cosas, ¿y sabes qué? Yo sé que te niegas a aceptar lo que sientes por Sandy
La miré extrañada — ¿Por  qué lo dices?
-Dan y yo te hemos observado desde que conociste a Sandy, eres otra, eres más feliz, y eso nos encanta. Además Sandy…
-Sandy ¿Qué?
-Sandy te ama, ya te lo ha dicho ¿no?
-No sé, debo aclarar todo lo que siento ahora.
-Está bien JR, vamos al hotel.
Al momento salió Dan  haciendo señas a Sheth, se susurraron algo y Sheth se fue donde Sandy, diciéndome que esperará un momento.
Dan se acerco a mí y sin decirme nada me abrazó, ella es muy tierna y sabe siempre cuando debe o no hablar.
-Debes tomarte tu tiempo para pensar, es todo.
Salieron Sandy y Sheth despidiéndose, Dan se despidió, sólo faltaba yo por despedirme de Sandy.
Ella me miraba tiernamente como suplicándome ese beso de despedida, en eso, sonó mi móvil, era mi agente diciendo que necesitaba que viajará urgente porque se presentaron inconvenientes por mi ausencia, le dije que en dos horas viajaba, entonces me debía despedir, todas me miraban,  les dije que debía viajar como habían escuchado, que debía parar algo, entonces le di un beso a Sandy, en esos tiernos labios y salí de allí corriendo, Dan y Sheth iban detrás de mí muy felices y riendo de lo que habían presenciado.

Capítulo 4

Organicé mis cosas y viaje de inmediato a mi ciudad, parece que la prensa comenzaba a especular sobre mi ausencia y a decir que había dejado tirados mis proyectos, cosa que no era cierta porque seguí con ellos desde la distancia, en fin, mi agente citó una rueda de prensa para limar asperezas con los periodistas, a sabiendas que no me gustaba mucho lo de las entrevistas, prometió que sería algo de no más de una hora y para evitar rumores sobre el trabajo de los cantantes con que trabajaba en el momento, ya que se encontraban fuera de la ciudad también. 
Cuando llegué al aeropuerto  sentí unos gritos y llantos de niños en la parte baja, por donde se cogen las busetas y taxis, al escuchar llantos de niños, me preocupé, porque las injusticias es lo que más odio en este mundo.

El escándalo era porque unos tipos pretendían secuestrar algunos niños que iban dentro de un bus escolar, sin dudarlo intervine para tratar de calmar a los asaltantes. Les dije que si querían dinero, yo podía dárselos, pero que dejaran los niños en paz. Pero cuando estaban por negociar conmigo por una suma de dinero, llegó la policía y la verdad, se tiró en todo, los tipos se pusieron nerviosos y empezaron dando disparos al aire, y ahí estaba yo, en medio de los  asaltantes y los niños tratando de retirarlos a estos últimos, de las balas   y de meterlos en el bus.  Había niños desde 4 a 8 años, estaban con ellos sus profesoras y algunas madres que no lograban calmarse al ver tanta bala de allá para acá. No puede ser, en medio de todo esto, mi móvil sonando, era Sandy, un asaltante se acercó a mi apuntándome, traté de quitarle el arma, cuando trató de coger un niño que había detrás de mí, en todo eso se me cae el móvil activándose y sentí su voz “¿JR qué pasa? ¿Qué pasa? ¿Estás bien? Se escuchó un disparo del arma que le quité al tipo. Lo vi correr y yo llevé el niño donde la policía de inmediato, en todo el alboroto la policía atrapó a los tipos, alguien se acercó y me dijo “¿cómo se siente?” y al mirarme tenía sangre por todos lados, el disparo había entrado en mi estómago y no me había dado cuenta, alguien me dijo “lo lograste, los niños están a salvo ahora debes luchar por tu propia vida”, mi móvil seguía en el suelo y Sandy escuchando todo el alboroto, no recuerdo nada más porque me desmayé cuando me subían a una ambulancia.

Lo siguiente que les cuento, fue lo que me contaron mis amigas, porque yo estuve en estado de coma durante cuatro semanas en el hospital, la bala recorrió mi cuerpo y tocó muy cerca del corazón.

Sandy y mis amigas viajaron de inmediato y en todos los noticieros pasaron lo acontecido. Pronto el hospital se llenó de amigos y familiares para conocer mi estado, pero curiosamente las primeras en llegar fueron Sandy, Dan y Sheth, quienes implantaron seguridad y sólo permitieron pasar a familiares y allegados.

Según Sheth, Sandy se quería morir cuando le dijeron que mi estado era grave, decían que no sabían cómo hacer para disimular tanto dolor delante la gente que había allí, pues para ser una amiga estaba demasiado dolida, y se comportaba como mi novia.
Pues ahí estuvo Sandy conmigo, con la esperanza de que un día despertara, mi madre estaba muy agradecida con ella y mis amigas porque no me abandonaban y le dio las llaves de mi apartamento a Sandy para que se quedara allí, sin saber que mis amigas tenían llaves del lugar y podían estar allí cada vez que quisieran.
Un día que estaba Sandy allí hablándome como siempre, pero les juro que yo nunca escuchaba, de verdad, que me fui por un mes de este mundo. Sentí sus suaves manos rozando mi rostro, pero seguí con los ojos cerrados y ahí si la escuché:
- JR despierta no puedes dejarme así - y sentí sus labios húmedos, y ahí desperté (cualquier parecido con la bella durmiente es pura casualidad). Pero fue mi princesa hermosa a quien vi cuando abrí los ojos, y fue el mejor despertar que he tenido en toda mi vida. No había ninguna duda, era la persona que yo más he amado en esta vida, la que me despertó ese día, y empezó a llorar de felicidad llamando a Sheth y Dan que estaban por ahí cerca de la habitación.
Los médicos no lo podían creer, su pronóstico era reservado, pero claro, sobre las pocas, casi nulas probabilidades de que despertará algún día. La prensa no se hizo esperar con sus notas de siempre y mencionaron que Juan Esteban, para ellos mi novio, había estado ahí todo el tiempo y lo entrevistaron, que sorpresa me llevé cuando lo veo en la TV anunciando que quería casarse conmigo. Sandy estaba a mi lado y salió inmediatamente de la habitación, yo quería salir detrás de ella, pero ahí estaba toda mi familia y aún me fallaban los reflejos.
- Dan por favor-  le dije y me entendió yendo tras de ella, mi familia estaba maravillada con la entrevista y yo que echaba furias, yo nunca había hablado con él de matrimonio, y menos ahora que lo que le había dicho era que dejáramos las cosas por la paz.
De inmediato lo llamé y le exigí aclarar esto ante los periodistas y molesta le colgué. Mi familia vio mi enfado y decidieron irse, les pedí disculpas y les dije “que no me casaría que era una mentira”.
Tenía que hablar con ella, aclararle todo, pero se había ido.

Al otro día, me daban de alta, yo no hacía sino marcar al celular de Sandy, pero no me contestaba. Sheth y Dan estaban conmigo cuando el médico dijo que el alta sería en la tarde, yo no lo podía creer, quería salir ya a buscarla antes que viajará a México.
-Lo siento chicas, pero yo me voy en este momento  - Les dije cuando ya iba saliendo del hospital y ellas detrás renegando, pero con sus risas de aprobación, justificando mi terquedad ante el personal del hospital.
Llegando al apartamento alcance a ver a Sandy con sus maletas. No puede ser se va a ir. Dan atravesó el auto.
-Sandy por favor, no te vayas, no me dejes.
En su rostro se notaba el enojo y la tristeza, pero para evitar escándalos en la calle, aceptó entrar de nuevo al apartamento.
-JR mi vuelo sale en una hora, tú tienes tu vida aquí, yo debo hacerme a un lado.
-Sandy ¿qué te pasa?, yo no me casaré con nadie. - Por primera vez salió de mis labios lo que ella quería oír - Te Amo y sólo quiero estar contigo.
-¿Estás segura?
-Más que nada en mi vida, fuiste tú la que me devolviste la vida, si no fuese por ti, no hubiese despertado.
-Lo siento JR, tu familia, tu vida aquí…. Porque te amo te dejo.
-No lo hagas Sandy, déjame decidir a mi sobre lo que quiero hacer.
-JR aquí está Juan, quiere hablar contigo, le dije que no era el momento, pero no se quiere ir  - Dijo Dan.
-¿Pues aclaremos esto de una vez Sandy, te parece?
-¿A qué te refieres?
-Pues le voy a decir a quién amo y que me deje en paz de una vez por todas 
- Me dirigí a la puerta, sentí que me agarró la mano para no dejarme salir.
-JR no lo hagas, no es necesario que se lo digas, yo te creo mi amor, no lo lastimes con esta verdad, sólo dile que no lo amas.
-Sandy, lo haré si no me dejas
-Amor, acá te estoy esperando - Le di un beso y salí.
-¿Juan Esteban explícame qué fue eso de la entrevista, ya lo aclaraste?
-¿Podemos hablar a solas?
-Con mis amigas no hay secretos y además todo está dicho entre nosotros dos, ya te dije que tú y yo no podemos ser nada, no sé porque dijiste esas cosas a los periodistas.
Dan y Sheth lo miraban como reprochándole, pero permanecían calladas.

Capítulo 5

-¿JR pero no me dices por qué no me amas, hay alguien más en tu vida?
En ese momento salió Sandy y le contesté
– Sí, hay alguien que amo y no puedo vivir sin esa persona, es la razón por la que volví a vivir.
Juan agachó la cabeza y dijo – disculpa, aclararé lo del matrimonio -  y se fue.
Mis amigas se quedaron dos días más ayudándome con las terapias que debía hacer. Sandy viajó al otro día a México, pues había dejado mucho  tiempo su trabajo y exigían que cumpliese con su contrato, pero me llamaba todo el día y me mandaba unos mensajes hermosos, yo la extrañaba mucho y quería ya terminar las terapias para viajar a México, yo también debía retomar mi trabajo.

En cuanto pude, viajé y le quise dar una sorpresa, ese día ella estaba grabando una telenovela, entonces fui a la locación, llegando a su camerino, sentí voces y risas, había una actriz con ella, cuando la vi, la reconocí, era hermosa, tenía ojos azules y ya había realizado varias veces papeles de lesbiana. Me saludó muy atenta y me dijo “que yo era su héroe por haber salvado esos niños en el aeropuerto”, le dije “gracias” pero muy sería, no me gustaba mucho que me recordaran por ese suceso y hacer alarde de lo que hice ese día, varios noticieros quisieron entrevistarme, pero me negué. La actriz salió y Sandy se me acercó muy feliz y dándome besos por todos lados.
- Cuidado princesa, te pueden ver - le dije.
-¿Sandy qué hacia ella en tu camerino?
Con una risita pícara me dijo:
- Amor ¿Estás celosa?  Sólo es una compañera.
La verdad es que me hervía la sangre de celos, esa compañera era muy atractiva y parecían llevársela muy bien.
-Sandy no sé si celos, pero no me gustó para nada la situación - le dije muy sería.
-¿Cariño, me vas a dar mi sorpresa o no? - Me dijo    muy tierna, me dominaba cuando se ponía así conmigo, entonces la abracé y le di un beso, el más largo y apasionado que nos habíamos dado hasta ese momento, la deseaba y la pasión nos estaba consumiendo cuando alguien tocó la puerta:
- Sandy en cinco minutos te toca grabar escena de amor con el protagonista - dijeron.
Escena de…,  la verdad es que desde que estábamos juntas, no me sentía capaz de volver a ver sus escenas de amor.
-Amor, creo que mejor nos vemos más tarde - le dije.
-¿Por qué no me ves grabar?, ésta es la última de hoy,  te lo prometo, inventaré algo para retirarme temprano e irme contigo.
-Um, no lo sé, la verdad me incomoda un poco.
-No seas tontica, no te conocía esos ataques de celos, se supone que soy yo la celosa acá - me besó y salió a grabar.
Salí detrás, haciendo mala cara, cuando llegué al foro habían algunas caras conocidas, que me saludaban formalmente y allí estaba de nuevo, la actriz, se acercó a mí, coqueta y me pasó la mano suavemente por el cabello y me miró con esos ojos azules que parecían desvestirme y me dijo “Oye JR cuando me vas a cantar una de tus hermosas canciones, Sandy no para de mencionarlas”.
Sandy la miraba y parecía que la iba a matar con la mirada, traté de retirarme un poco de ella, pero volvió a acercarse todavía más coqueta, no sé que le pasaba a esta mujer. De pronto sin darme cuenta, estaba Sandy a mi lado y preguntando a su compañera que quería conmigo de una forma muy sutil.
-Oye Sandy, ¿qué pasa? ni que fuese tu novia, sólo quería buscar amistad, tranquila - le dijo y se retiró.
-Cariño, eso sí que no me gustó, te estaba coqueteando - me dijo.
Sonreí y le dije “parece que estás marcando territorio”.
-Sí, que no sé atreva a poner su ojos en ti o le retiro mi amistad.
-No es para tanto, princesa, te espero en tu camerino, no soporto que beses a  alguien en mi presencia y ya te toca la escena - y le guiñé el ojo.
Luego nos fuimos a su apartamento, reíamos de los celos que habíamos sentido ese día.
-Princesa el hecho que esté enamorada de ti, no significa que me gusten todas las mujeres - le decía.
Ella me ponía cara de niña mimada para que la abrace.
-Bueno, al fin solas cariño - Dijo abrazándome y llevándome a su sofá.
Empezó a besarme el cuello, es tan tierna, tan suave, empezó a quitarme la camisa y yo tomé su mano y le dije:
- Princesa, yo nunca he hecho esto
–Cariño, déjate llevar, te amo y deseo estar contigo ¿quieres?-  Decía mientras me arrancaba la ropa, entonces los besos se hicieron más intensos, nuestras lenguas se entrelazaban, nuestras manos exploraban el cuerpo de la otra con una delicadeza que jamás había experimentado, esto era en realidad hacer el amor, en verdad, nunca lo había hecho hasta ese día. Me recorrió con besos y caricias, luego yo hice lo mismo, ese cuerpo que tanto amaba me hacia hervir la sangre, el deseo, el amor, la pasión estaban presentes en ese momento sublime que jamás olvidaremos, la excitación fue demasiada.

Ese día supe en realidad que era ser feliz, y con ella, el amanecer juntas se sentía tan bien.

Ahora lo que me cuestionaba era que había entrado en lo mismo que Dan y Sheth, viviendo una doble vida, porque ni nuestras familias, ni la sociedad podían enterarse de nuestro amor. En realidad lo hacía por proteger la carrera de  Sandy, era su vida, y los periodistas la destrozarían.

La verdad, me estresaba tener que ocultar lo que sentíamos frente al mundo, aunque Sandy, a veces, lo olvidaba y se portaba muy cariñosa conmigo delante sus conocidos y bromeaba diciendo que no sería la primera famosa en salir del armario y que lo haría si yo se lo pidiese, pero ¿Cómo? Si era protagonista de novelas con los galanes del momento, sería inaceptable desde todo punto de vista y yo no quería perjudicarla por nada del mundo,  ella estaba en el mejor momento de su carrera yo no podía hacer eso.

Capítulo 6

Por su parte Dan y Sheth cada vez estaban más  hartas de su situación, de tenerse que esconder. Cuando estábamos las cuatro juntas era maravilloso, no existía el mundo para nosotras y hacíamos actuaciones de cómo íbamos a salir del armario en el momento adecuado, pero yo siempre les decía que ese momento no llegaría por sí solo, y todas perderíamos algo con esa verdad, que debíamos ser cuidadosas por ahora.
Cierto día Sandy y mis amigas se excedieron en copas de vino, estábamos en mi apartamento, yo como siempre tomaba un refresco o algo muy suave para acompañarlas, aunque mi princesa trataba de hacerme trampa con sus besos con sabor a vino, que a veces me embriagaban, pero con su ternura al acercar sus labios a los míos, pero ese día estaban pasadas las tres, querían jugar a las prendas y yo me negué rotundamente, esos juegos nunca me parecieron sanos.
-Cariño es un juego, estamos en confianza, que puede pasar de malo - me decía Sandy.
-No chicas, demasiado alcohol, paremos por hoy, por favor, vamos a la cama.
Dan y Sheth ni se sostenían, pero si decían tonterías
- Si JR, pero vamos todas juntas -  y se reían todas, con la gracia.
Tuve que hacerme ver enfadada y ayudarlas a llegar a su cama, mientras Sandy se caía de sueño.
Al otro día, ni se acordaban, les conté y no paraban de disculparse por su imprudencia entonces les dije.
-Chicas no pueden hacer eso, creo que en ese estado son capaces de salir de armario sin darse cuenta y después viene el guayabo moral que llaman.
Sandy se portaba muy melosa conmigo, tratando de calmar mi enojo y prometiendo controlar lo del vino en futuras ocasiones.
Cuando les dije del juego que propusieron todas, las tres se miraban y sabían que la habían embarrado conmigo, que aunque yo no era muy prejuiciosa, si exigía respeto por la intimidad y la pareja.

Capítulo 7
Sandy
Que delicada y honesta es mi JR, mira que pasarme de copas la hizo disgustar. Mi amor, mi verdadero amor, nunca imagine que la iba a encontrar de una manera tan repentina, nadie me había hecho sentir tan completa, mirarla me hace tan feliz, tan segura, su trasparencia es tanta que siento que me muestra el alma, su abrazo es tan cálido, cuando estamos separadas siento como si me faltara el aire, para mí no existe nada más importante que este amor que tengo a su lado, cuando tuvo ese incidente me sentía morir cada día que no habría sus ojos para reflejarme en ellos, hasta que por fin los abrió, fue tan mágico, siempre creí que faltaba algo cada que iniciaba una relación amorosa, por fin la encontré a ella, mi hermosa, esa seriedad me encanta, cuando se porta borde me fascina.
Todos esos galanes que tuve de novios, nunca me hicieron sentir como mi preciosa JR, me abraza con su mirada, sus palabras las siento llenas de amor, ese amor que pensé que no era correspondido.
Después de la reunión con nuestras amigas, JR estuvo un poco molesta, pero logre que se calmara.
-¿Mi amor sabes por qué me enamoré de tí?
- ¿Por qué Sandy?
- Por esa manera que tienes de ver la vida, tan inocente y realista cuando debes ser, por eso deseo de ayudar a todo el mundo, eres tan profesional y porque cuando te vi por primera vez… um…
- ¿Dime amor, qué paso ese día, cuando nos presentaron?
- Cuando sentí tu mano en la mía, me temblaron las piernas, como jamás me habían temblado, tu mirada me intimidó y supe que te tenía que volver a ver.
JR se quedó pensando en ese día y escuchando a Sandy, le parecía que estuviera describiendo lo que ella misma sintió ese día.
-Princesa es increíble, como dos personas pueden sentir lo mismo y nunca llegarse a dar cuenta de ello, doy gracias a Dios porque decidiste darme ese beso ese día, la verdad yo no me hubiese animado a decirte lo que pasaba por mi cabeza, cada vez que te acercabas tanto a mí.
Debo decirte algo que tal vez cambie lo que piensas de mí.
- No creo que nada puedas hacer para cambiar lo que te Amo cariño.
- Sandy que futuro nos espera, una relación escondida, dices que te encanta mi transparencia, pero ahora no me siento transparente estoy ocultando mi felicidad que es mi amor por ti.
-Amor te lo dije una vez y te lo repito si me lo pides lo grito ahora mismo que te amo y no me importa nadie más. Por favor no me dejes sin ti, mi quitarías el aliento.
-No Sandy, nunca te pediría eso, tu carrera te ha costado demasiado, ni siquiera lo pienses.
-  Entonces ¿qué quieres que haga?
JR se queda callada, y me lanza una triste mirada  llena de dolor y de amor a la vez.
- Déjame pensar cómo podemos solucionar esto, por favor no hagas nada ahora- se acerca y me abraza.
En ese momento llegan Dan y Sheth.
JR-  ¿Qué pasa chicas y esas caras?
Dan – Estoy  cansada de andar escondiendo el amor que siento por Sheth, no puedo más.
Sus ojos tristes dejan caer algunas lágrimas que Sheth seca suavemente con su mano, abrazándola.
Sandy – Bueno parece que las cuatro debemos hacer algo para cambiar nuestras vidas, yo estoy decidida pero JR no me lo permite.
Sheth- Eres muy valiente Sandy, tienes idea de lo que puede suceder con la carrera de cada una de nosotras después de salir del armario, por lo menos a ti y Dan las van a encasillar en sus actuaciones, ya no serán las divas para los mejores galanes, “niñas están en su mejor momento no lo creo prudente ahora”.
JR sigue pensando muy callada, mientras trato de convencer a Sheth de que si salimos del armario tampoco se va a acabar el mundo, y que hay muchos famosos que lo han hecho, no por ello se acaban sus carreras.

JR
Debo pensar una la forma menos traumática de ser nosotras mismas, Sandy parece tan segura, es tan valiente, cada vez amo más esta mujer.
Dan por su lado está agobiada una relación de dos años ocultada a todo mundo, su felicidad se ha reducido a 4 paredes, pero afuera ha sido una amistad, ni siquiera cercana para evitar supuestos, meses de falsos romances con hombres a los que ni quería besar, su vida era un novela más pero fuera del escenario. Como dejar a Sheth si la amaba como a nadie eso lo tenía muy claro. Empieza a recordar cómo empezó su relación.
Dan
Un día me dirigía a grabar una película en una locación apartada de la ciudad, unos metros antes de llegar había un campo con flores, daba una hermosa vista, siempre he sido tan sensible a la belleza natural, allí me abordaron unos periodistas a  los que atendí amablemente y siguieron su camino, seguí admirando aquel prado verde colorido por la variedad de flores, de pronto alguien me habla
Sandy – Hola, sabes dónde está la locación, creo que me he perdido
Volteo a mirar, una chica con un hermoso cabello largo, una mirada profunda en la cual me quedo concentrada sin contestar a su pregunta.
Ella parece se queda mirándome algo sorprendida 
Sandy - ¿Sabes o no sabes?, ya se me hizo tarde
Sigo ahí como embrujada por sus ojos color miel, ella se marcha sin respuesta alguna de mi parte.
Al llegar a la locación me dicen que ha habido un cambio en la escena y que el personaje conocerá a su cantante favorita y se harán buenas amigas, entonces me presentan a la cantante, como no me di cuenta quien era, otra vez ahora más cerca esos ojos hechiceros.
Sandy - Mucho gusto Sheth, oye ahora si me dirigirás la palabra?
-Perdón, conteste con dificultad, estaba un poco distraída cuando me encontraste, mucho gusto soy Dan.
Me sentía tan rara con su presencia, hasta me llamaron la atención en la grabación me equivoque en mi líneas algo que no me pasaba, pero no sé como logre grabar aquella escena.
Ella se comporto comprensiva, y no ponía reparo en repetir las veces que fuese necesario.
Al terminar la escena, nos despedimos y me dijo que porque no quedábamos para tomar algo?
-Um, no lo sé
Sandy – Creo que me lo debes por lo poco atenta que fuiste conmigo.
-¿Está bien. Me das tu número?
El sol pegaba en la ventana de mi habitación, yo estaba echada ahí pensando en ella, y tratando de entender porque me provocaba tantas cosas tenerla cerca, claro que había escuchado de ella es una cantante famosa de mi país.  Pensando si le marco o no, para que quiero verla, si me intimida su presencia, y ya parece disfrutarlo. Bueno dice que se lo debo. Suena mi móvil y me vuelve a la realidad.
-Hola.
ND – Hola, ¿cómo está mi novia hermosa?.
-Bien gracias y tú.
ND – ¿Quieres que salgamos?. He conocido un lugar nuevo que se que te encantará.
Mi novio, el me quiere, pero cuando estoy con él algo me falta. Nunca duran mis noviazgos, siempre creo que no les correspondo lo suficiente.
-La verdad no quiero salir hoy, estoy cansada. Espérame un segundo me está entrando una llamada.
S- Hola distraída
D – Hola
Es ella no lo puedo creer, me emociono escucharla, y se me olvido la llamada en espera.
S- ¿Piensas pagarme hoy por tu descortesía o no?
D- Claro, dime dónde y la hora.
S- En el café que hay cerca al estudio a las 7.
Ok, espero que no te distraigas y me dejes plantada.
D- No claro que no. Ahí te veo.
Olvide por completo mi otra llamada, pero parece ser que no me importaba, acepte sin pensarlo, puse a esa mujer por encima de mi novio, ¿qué me pasaba?
Nos encontramos en el lugar y hora acordado, llegue antes, quería verla, cuando llego la vi tan linda dirigiéndose a mi mesa…


----------------------------------------------------------------------------------------------------------
La Teta Feliz Historias y Relatos ®Jane Derechos Reservados
© Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo, por escrito, del autor.

2 comentarios:

  1. Apreciadas lectoras, pido disculpas por algunos errores en la edición de la historia en los nombres de los personajes, hay una parte donde aparece el nombre de Sandy en vez de Sheth. Agradezco su comprensión solo escribo por hobby y espero les guste la historia.

    Jane

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanto!!!gracias por compartir con nosotras tu historia!!!muy linda, dulce, tierna me gusta mucho

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...